viernes, 26 de febrero de 2016

Sábado 27 de febrero: Murcia marcha por los refugiados

Islam en Murcia - 26.02.16
Fuente: Coordinadora de ONGD Región de Murcia


Las movilizaciones exigirán vías seguras para las personas refugiadas

La ciudadanía europea está actuando muy por encima de sus dirigentes políticos. Desde múltiples rincones de Europa, ciudadanos y ciudadanas, organizaciones sociales y movimientos de todo tipo surgen iniciativas que exigen la garantía de los derechos humanos de miles de personas que huyen de conflictos y situaciones extremas.

El día 27 de febrero, ciudades de toda Europa saldrán a la calle para exigir vías seguras para las personas refugiadas. Esta iniciativa, que surgió en Portugal, de la mano de “Coragem disponível, apoio a refugiados e imigrantes” cuenta ya con el apoyo de cientos de ciudades. En España, más de 25 localidades se sumarán a la propuesta.

La Coordinadora de ONG para el Desarrollo se suma a las movilizaciones y llama a sus organizaciones a participar en las iniciativas que se llevarán a cabo en todo el Estado español. Por ello, desde la Coordinadora de ONGD de la Región de Murcia también apoyamos la iniciativa en coherencia con el trabajo que venimos desarrollando con organizaciones y movimientos sociales de defensa de derechos humanos.

Es urgente tomar medidas que garanticen los derechos de las personas

Desde muchos sectores y rincones de la UE venimos denunciando la enorme gravedad de esta situación. Nunca antes fue tan evidente la debilidad del proyecto europeo. Ni la legislación europea, ni sus instituciones están a la altura de los complejos retos a los que nos enfrentamos. Ahora, más que nunca, deben primar los valores fundacionales de la Unión Europea y la defensa a ultranza de los derechos humanos.

Por todo ello, llamamos a nuestras organizaciones a sumarse a las movilizaciones que se celebrarán en distintos lugares del Estado. Y recordamos que:

Es urgente abrir y garantizar vías seguras para que las personas que huyen de graves conflictos puedan hacerlo en la mejor de las circunstancias. Debe garantizarse, especialmente, que las mujeres no estén sometidas a violencia sexual y de género.

Europa debe cumplir los acuerdos asumidos en materia de acogida. Es intolerable que de las 160.000 personas refugiadas que Europa se comprometió a acoger en la Cumbre de septiembre, apenas unas 400 hayan sido reubicadas.

Debe garantizarse la protección de las organizaciones y personas que apoyan a la población refugiada. La complejidad de la situación hace que su trabajo sea absolutamente necesario y debe ser complementario al que las instituciones europeas están obligadas a realizar.

Deben combatirse activamente los discursos y narrativas xenófobas. Las consecuencias de no hacerlo pueden ser muy preocupantes.

Finalizar la militarización de la zona que puede derivar en conflictos aún más complejos con gravísimas consecuencias para la población.

España debe agilizar los trámites de acogida de las personas que se ha comprometido a acoger y respetar los derechos humanos en la frontera sur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario