viernes, 15 de enero de 2016

"Rechazo a la violencia y construcción de la paz", por Riay Tatary

Islam en Murcia - 15.01.15
Fuente: Comisión Islámica de España

Nota informativa

Rechazo a la violencia y construcción de la paz
El concepto de la paz está profundamente enraizado en la religión del Islam, desde la misma denominación de ésta y de sus creyentes, los musulmanes, hasta nuestro saludo que no es otro que desear la paz antes de hablar de cualquier otra cosa con los demás: "assalamu alaikum / la paz sea con vosotros".
Así está presente la idea de paz como fundamento motivador en la vida de los musulmanes, desde la paz interior a la paz de Dios, pasando por la paz social y por no declarar la guerra, en armonía con el resto de seres humanos y el Creador.
En el orden religioso islámico, está conceptuado el terrorismo como un crimen conexo al genocidio, siendo ambos sendos crímenes contra la humanidad, inaceptables religiosa y humanamente, sangrientas violaciones de la Ley de Dios y de los hombres.
Reiteramos nuestra más enérgica repulsa y condena a los atentados terroristas y ataques de semejante índole, los cuales son injustificables ante Dios y ante la humanidad entera. Tales como los atentados de París, de Turquía o ayer en Indonesia. Son despiadados e imposibles de argumentar con algún tipo de ideología, sea ésta la que sea, y proceda de donde proceda.
En las crueles acciones terroristas contra la humanidad existe una falta total de piedad, siendo éste un valor religioso islámico también fundamental, clemencia ésta que se ha de aplicar hasta en tiempos de guerra, estando absolutamente rechazados los excesos y abusos, no solo contra el personal militar, siendo mucho más graves aún los crímenes contra la población civil; piedad de la que carecen los duros corazones de los autores de actos terroristas y genocidas, inmisericordes.
La protección y valor de la vida humana, así como la prohibición clara y expresa de matar de ninguna manera por ningún motivo a otro ser humano, son imperativos coránicos y mahométicos, islámicos por tanto, y que se proclaman por todas las mezquitas de España, lugares de paz y oración.
Ante el sombrío panorama internacional también hemos de llamar la atención sobre la situación de la población civil musulmana que sufre la guerra en Siria e Iraq o el apartheid en Myanmar/Birmania o el pogromo en República Centroafricana, con seres humanos desplazados buscando sobrevivir y quizás tener un futuro digno.
Trabajemos unidos todos, seres humanos de toda convicción, solidarios y conscientes, para que reine la paz y la misericordia. La paz sea con vosotros.
Fdo. Riay Tatary Bakry
 Presidente


No hay comentarios:

Publicar un comentario