jueves, 27 de agosto de 2015

La escasez de agua agrava la miseria de millones de personas en Siria

Islam en Murcia - 27.08.15
Fuente: UNICEF

La vida de los niños peligra en la búsqueda de agua en algunas zonas del conflicto

Amán, 25 de agosto de 2015 - Mientras la guerra se recrudece en Siria y una ola de calor sacude al país, la evidencia de que las partes en conflicto están utilizando el agua para ganar posiciones militares y políticas es cada vez mayor.

En los últimos meses, cinco millones de personas que viven en ciudades y comunidades de todo el país han sufrido las consecuencias de cortes prolongados y, a menudo, deliberados, en el suministro de agua.

Cortes de agua agravan el sufrimiento en Siria
En la ciudad de Alepo, donde los enfrentamientos han paralizado el principal depósito de agua durante meses, UNICEF ha identificado 18 cortes deliberados en el suministro durante este año. En algunas comunidades, los grifos estuvieron cortados durante 17 días seguidos, y en algunas zonas de la ciudad durante un mes.

Al no haber acceso a agua en los hogares, los niños son los que se suelen encargar de ir a buscar agua a las cañerías en la calle y otros puntos de recogida. Un ingeniero de UNICEF cuenta la historia de una niña que estuvo haciendo cola durante horas para llenar dos pequeños contenedores y cuando lo hubo hecho se dio cuenta de que pesaban demasiado para ella. “La niña rompió a llorar”, recuerda.

“El agua potable es tanto una necesidad básica como un derecho fundamental, en Siria y en cualquier lugar”, ha dicho Peter Salama, director regional de UNICEF en Oriente Medio y África del Norte. “Negar a la población civil el acceso al agua supone una violación flagrante del derecho humanitario y debe terminar”.

La imprevisibilidad de la contienda convierte la búsqueda de agua en algo peligroso, incluso mortal. En las últimas semanas, el conflicto se ha llevado la vida de al menos tres niños mientras buscaban agua en Alepo.

Los cortes de agua también tienen otras consecuencias. A las familias en Damasco, Dera’a, Alepo y otras zonas no les queda otra opción que confiar en las fuentes de agua subterránea desprotegidas y sin regulación, exponiendo a los niños a riesgos de padecer diarrea, fiebres tifoideas, hepatitis y otras enfermedades. En las últimas semanas, los precios del agua se han disparado en Alepo hasta un 3.000%, en un momento en el que llegar a final de mes es un reto para las familias. 

La crisis del agua en Siria se ha agravado junto con el conflicto. La disponibilidad de agua en el país es aproximadamente la mitad de la que había antes de que comenzara la guerra en 2011. La continua violencia y los fuertes enfrentamientos han causado graves daños a las cañerías y al resto de infraestructura del agua, y los técnicos municipales muchas veces no pueden acometer las reparaciones necesarias.
Los cortes eléctricos, también frecuentes, dificultan el bombeo de agua a la población civil. Algunas zonas solo cuentan con una hora de electricidad al día y se han registrado cortes de hasta 4 días. La situación es especialmente grave para los millones de familias desplazadas que tienen que compartir las escasas reservas de agua en refugios sobrecargados.
Para mayor sufrimiento, Siria, como otros muchos lugares de la región, se está viendo afectada por la peor ola de calor en las últimas décadas. Las temperaturas en Alepo se han disparado por encima de los 40 grados en las últimas semanas.

UNICEF apela a las partes en conflicto a que tomen medidas urgentes para evitar más sufrimiento a la población civil en Siria:

·      Detener los cortes de agua y todas las acciones que interrumpan el suministro público de agua, en concordancia con el derecho internacional humanitario.
·     Detener todo ataque contra las instalaciones de agua, plantas de tratamiento, cañerías e infraestructuras.
·         Proteger la seguridad de los técnicos y personal que reparan las instalaciones de suministro de agua.
·         Abstenerse de atacar a la población civil en los puntos de recogida de agua.

Nota para editores:

UNICEF calcula que hasta cinco millones de personas están afectados por los cortes de agua en Siria que incluyen Alepo (2,3 millones), Damasco (2,5 millones) y Dera’a (250.000).

El apoyo constante de UNICEF al sector del agua en Siria comprende:

§  Transporte de agua en camiones para 500.000 personas, incluyendo a 400.000 en Alepo.
§  Rehabilitación de 94 pozos, proporcionando agua a 470.000 personas.
§  Distribución de 300.000 litros de combustible para apoyar el suministro público de agua en Alepo y Damasco.
§  Distribución de productos de higiene a más de 660.000 personas.

UNICEF necesita aún 40 millones de dólares para atender las necesidades de agua y saneamiento de la población dentro de Siria.

Para visionar una pieza sobre el acceso de agua en Alepo

No hay comentarios:

Publicar un comentario