viernes, 5 de septiembre de 2014

Drogas, prostitución y tráfico de personas en el corazón de Murcia

Paulino Ros (texto y fotos)
Islam en Murcia - 05.09.14

La delincuencia organizada ha encontrado una bicoca en el Barrio del Carmen, el más castizo de Murcia. En el polígono que forman las calles Marqués de Ordoño, Floridablanca, Álvarez Quintero, y Santa Úrsula, donde por cierto hay dos colegios de Infantil y Primaria, los vecinos han padecido un verano con todo tipo de sucesos: una prostituta muerta, otra gravemente herida tras sufrir una paliza de su chulo, escándalos nocturnos que impiden dormir, cristaleras reventadas, venta de drogas en plena calle, reventa de productos alimenticios sacados de Cáritas, robos en comercios, ocupación ilegal de edificios abandonados...

Los nombres propios que usaré a continuación son figurados, los vecinos tienen miedo a represalias y se niegan a dar su nombre.

Manuel, comerciante: "Me han robado tres veces este verano, me voy del Barrio, lo tengo decidido. No hay vigilancia policial, cuando vienen ya es tarde"... "¿Ves aquella frutería?. Pues el que está en la puerta hablando por el móvil es el dueño, el que mueve al personal, los tiene trabajando por un bocadillo, pero no pasa nada. Hasta la policía va a comprarle fruta, lo he visto yo".

María, comerciante, me enseña la puerta del local, que tiene evidentes señales de haber sido forzada: "Vivo en el Barrio y tengo el negocio aquí desde hace años, pero ya he decidido irme. No soporto más tener que vivir con miedo a que en cualquier momento me aborden en la calle o me vuelvan a entrar en la tienda. En los últimos tres años he visto dos veces a la policía".

Li Chu, comerciante chino: "Sí, a nosotros tambien nos roban. A mi ayer mismo".

Todos coinciden: no hay suficiente vigilancia policial, el Barrio está abandonado a su suerte.

Antonia, vecina de la calle Álvarez Quintero: "En el colegio de mi hija hay niños extranjeros de países muy distintos, Ucrania, Marruecos, Rumanía..., y jamás hemos tenido ningún problema con ellos ni con sus familias, son personas perfectamente integradas. Pero en la calle sufrimos las mafias organizadas que vienen del extranjero y que se alían con lo peor que tenemos aquí. Nos están haciendo la vida imposible. ¿Dónde está, qué hace la concejal Nuria Fuentes para solucionarnos el problema?".










No hay comentarios:

Publicar un comentario