jueves, 13 de marzo de 2014

Se duplica el número de niños afectados por el conflicto de Siria

13.03.14 - Islam en Murcia

María Valera

Se cumplen tres años de la crisis de Siria y millones de niños siguen pagando las consecuencias del mismo


Adnan tiene cuatro años y prácticamente desde que nació ha sufrido los horrores de la guerra. Tuvo que huir con su familia a Líbano cuando en marzo de 2011 comenzó un conflicto que todavía a día de hoy no parece tener un punto y final. Su casa fue bombardeada y tiene más de una cicatriz en su cara. Su madre asegura que llora todas las noches. “Tiene miedo a todo y se asusta cuando lo dejamos solo, aunque sea por un segundo”.

Niño sirio. Fuente: UNICEF
El conflicto de Siria, que cumple tres años desde su inicio, ha causado enormes daños físicos y psicológicos en 5,5 millones de niños. Un informe publicado por UNICEF refleja que sólo en el último año se ha duplicado el número de menores que están sufriendo las consecuencias de la guerra. Entre los más afectados, se encuentran los cerca del millón de niños que viven en estado de sitio y en zonas de difícil acceso. “Aislados de la ayuda, viviendo entre escombros, luchando por encontrar comida. Muchos niños sirios se han quedado sin protección, atención médica o apoyo psicológico, y tienen poco o ningún acceso a la educación”, se explica en el informe. “En los peores casos, los niños y las mujeres embarazadas han sido deliberadamente heridos o matados por francotiradores”.

Los niños, cuya única preocupación hace tres años era elegir un juego para compartir con sus amigos, tienen ahora que aprender a sobrevivir en un país en ruinas y en condiciones extremas. “Todos estamos en estado de shock al ver las imágenes de tantos niños sufriendo”, declara el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. “Para los niños de Siria, los últimos tres años han sido los más largos de su vida, ¿Deben aguantar otro año de sufrimiento?”.

El informe destaca que los menores se han visto obligados a “crecer”. Se calcula que uno de cada diez niños refugiados tiene que trabajar para poder vivir y que una de cada cinco niñas sirias en Jordania se ve obligada a casarse a una temprana edad.

Pero los niños tienen que ser niños, no se les puede robar su infancia. "No podemos permitirnos perder una generación entera de niños de Siria", dice Anthony Lake. Por eso "debemos actuar ahora para darles la educación, la protección y el apoyo que necesitan para convertirse en los líderes de un futuro mejor".

Desde UNICEF piden la colaboración y ayuda internacional para frenar esta debacle. Desde su web: http://www.unicef.es/generacionsiria buscan conseguir un millón de firmas en el mundo antes de que el próximo 15 de marzo se cumplan los tres años de conflicto. ¿Colaboras? #niñosdeSiria

No hay comentarios:

Publicar un comentario