jueves, 11 de julio de 2013

En los fogones del Ramadán

Un magrebí residente en Murcia relata a laverdad.es cuáles son los platos más típicos de este mes de ayuno para la comunidad musulmana
Fuente: LA VERDAD
09.07.13 - 13:55 - Texto: JAVI RAMOS | MURCIA |  deo J.M.Pérez  y   J. Ramos 

Una vez al año los musulmanes dedican 30 días al ayuno como ofrenda a Alá. Este momento cae en diferentes fechas cada año, ya que se cuenta según las lunas. Este 2013, los musulmanes de la Región reciben el ayuno en pleno verano, por lo que las medidas de precaución deben ser extremadas debido a la imposibilidad que impone el ramadán de consumir incluso líquidos durante el día. Una vez caiga el sol, el té, las comidas dulces y el cordero serán los protagonistas.

La gastronomía árabe cumple con tópicos muy arraigados, pero también seduce con sorpresas inesperadas. El pollo se consume en un pastel o «pastela» adornada con canela y azúcar glass por encima de la cubierta de pasta en una receta que podría recordar al tan murciano pastel de cierva. El pescado puede adquirir sabores picantes en otra pastela, pero sin duda el gran protagonista de la cocina árabe es el dulce. Ahmed es el propietario del restaurante Alhambra, un agradable local situado en el Barrio del Carmen de la capital murciana. Las fotos de sus clientes cuelgan de las paredes del local, y en ellas aparece hasta el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, o el exministro Ángel Acebes, lo que da cuenta del éxito del menú que se prepara allí. «El Ramadán es una ofrenda a Dios para pedirle por la salud, la paz en el mundo...», así define Ahmed este citado mes del calendario musulmán.
«El Ramadán solo es obligatorio para las personas fuertes que se encuentren en buen estado de salud. Los niños, las mujeres embarazadas o con la menstruación y los mayores o enfermos no están obligados a hacerlo». El rezo es la otra práctica habitual de este periodo y los musulmanes reconocen sentirse «más comprendidos que hace unos años cuando nadie en España conocía el Ramadán». Para Ahmed, no es igual vivir el Ramadán en España que en el mundo árabe, ya que «en cualquier país árabe cuando es el Ramadán todo el mundo está pasando por lo mismo, mientras que aquí en España ese ambiente solo se da en la comunidad musulmana».
Otro de los aspectos que destacan los musulmanes del Ramadán es su caracter «depurativo»: «La gastronomía árabe puede abusar de los frutos secos, la miel, el cordero... el Ramadán sirve una vez al año para depurar todos los excesos que se han ido cometiendo». Sin duda, el Ramadán es sacrificio y ofrenda pero también una puerta para descubrir todos los secretos y encantos culinarios de la cultura islámica una vez se hayan cumplido las horas de ayuno diario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario