martes, 23 de abril de 2013

Dos detenidos en Murcia y Zaragoza acusados de estar vinculados a Al Qaeda

Se trata de Nou Mediouni, de origen argelino, y Hassan El Jaaouani, de origen marroquí

Ambos pasarán a disposición judicial el próximo jueves, según fuentes de la Audiencia Nacional


Fuente: El País 23.04.13

http://politica.elpais.com/politica/2013/04/23/actualidad/1366705494_134502.html

Dos hombres han sido detenidos esta mañana en Zaragoza y Murcia por estar vinculados supuestamente a Al Qaeda, en el marco de una operación ordenada por el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Santiago Pedraz. Fuentes judiciales, que por el momento recalcan que no hay datos que avalen que pertenecieran a una célula de Al Qaeda, han señalado que ambos pasarán a disposición judicial el próximo jueves.
Los dos presuntos terroristas detenidos por la Comisaría General de Información son Nou Mediouni, de origen argelino, y detenido en Zaragoza, y Hassan El Jaaouani, de origen marroquí, y detenido en Murcia. Son "supuestamente integrantes de una célula radical afín a la organización terrorista AQMI (Al Qaeda en la zona del Magreb islámico)", según una nota del Cuerpo Nacional de Policía.
El ministro del Interior, Jorge Fernández, no ha confirmado que los dos detenidos tuvieran relación entre ellos, pero fuentes policiales aseguran que ambos tenían contacto entre sí. Fuentes de la Audiencia Nacional señalan también que, de lo investigado, no se puede decir que integraran una cédula yihadista, aunque ambos visitaban páginas de Internet de contenido radical islamista. En los últimos días, los investigadores detectaron que habían radicalizado sus manifestaciones en Internet. Según el ministro, uno de los arrestados había ensalzado a los terroristas chechenos que atentaron la semana pasada contra la maratón de Boston. Por eso, pese a que la policía llevaba vigilando a los dos detenidos desde hace más de un año y consideraban que serían terroristas "de segunda fila", decidieron proceder a las detenciones para evitar que pasaran a mayores.
La operación, que sigue abierta con registros en los domicilios de los detenidos, ha sido realizada por la Comisaría General de Información y es fruto de la colaboración con las policías de Francia y Marruecos. El perfil de los detenidos, según la nota policial, responde a las dos personas que recientemente cometieron el atentado en el maratón de Boston.
El primero de los detenidos, Nou Mediouni, de 23 años y en paro, estudiaba un módulo de informática. Según el Ministerio del Interior, era "usuario habitual de una conocida plataforma radical islamista, desde la que responsables de AQMI, radicados en Mali, procedían al reclutamiento de aquellos candidatos que presentaban unos perfiles más radicales". Con estrictas medidas de seguridad, explica el ministerio, los reconducían a foros cada vez más privados, con "estrictas medidas de seguridad".
Mediouni, cuyos padres llevan muchos años residiendo en España, había trabajado en un cibercafé en Zaragoza. Actualmente estaba en paro. La policía le considera un gran conocedor de los sistemas informáticos, lo que le permitía contactar con foros extremistas de Malí y el Sahel utilizando claves cifradas. Recientemente también vertió comentarios sobre el atentado de Boston, culpando del mismo al sistema estadounidense.
Mediouni, según la policía, fue reclutado por el foro "por su alto de grado de radicalización" y recibió instrucciones para viajar a un "campo de entrenamiento yihadista ubicado en el norte de Malí y dirigido por AQMI". Sin embargo, explica la nota, "la fuerte presión policial internacional sobre el terreno" impidió que contactara con los responsables del campo y se vio obligado a regresar a España. Después, en los foros, mostró un "elevado nivel de frustración por no haber podido 'morir como un mártir".
Nou Mediouni y Hassan El Jaaouani.
La policía vincula al segundo de los detenidos, El Jaaouani, de 52 años, con la delincuencia común. Según el mismo comunicado de prensa, "habría contactado con los mismos responsables de AQMI ubicados en Malí y también con responsables del reclutamiento de radicales en España". Uno de esos contactos, dice la policía, está relacionado con el secuestro y posterior asesinato de dos ciudadanos franceses en Níger en enero de 2011.
El último detenido por su vinculación al terrorismo islamista en España, que fue arrestado el pasado 11 de abril, es Ridouan BO, de nacionalidad marroquí, de 23 años y vecino de Ulldecona (Tarragona). Estaba acusado de distribuir o difundir públicamente por cualquier medio mensajes y consignas dirigidas a provocar, enaltecer o favorecer la perpetración de actos terroristas, según desveló entonces la policía.
Por otra parte, la policía española mantiene bajo control a dos chechenos y un turco que fueron detenidos en agosto de año pasado y que siguen imputados por pertenencia a banda armada y tenencia de explosivos. Hace dos meses, el juez Pablo Ruz decretó la libertad sin fianza de los dos chechenos, que inmediatamente después fueron arrestado por la policía e ingresados en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), donde están pendientes de ser expulsados de España y entregados a Rusia, ya que tienen pasaporte de este país.
Ruz también ordenó la libertad del turco Cengiz Yalcin, bajo el pago de una fianza de 30.000 euros. Este fue excarcelado hace unos días, después de haber abonado esa cantidad tras hipotecar su vivienda de La Línea de la Concepción (Cádiz).

No hay comentarios:

Publicar un comentario