sábado, 8 de agosto de 2009

'Overbooking' en la mezquita de Beniel

Fuente: La Verdad (8/7/2009)

Decenas de musulmanes oran en la calle por falta de espacio en su templo.
Imagínese llegar a misa y soportar más de 35 grados centígrados de temperatura, en un espacio ínfimo, sin apenas ventilación, y verse obligado a escuchar el sermón en pleno mes de agosto al sol. Esta situación sería casi impensable en una iglesia católica, pero es el día a día al que se enfrenta la comunidad musulmana de Beniel.
Cifrados en «unos quinientos» según el imán provisional de la mezquita, Bagdad Herrize, están cansados de la falta de espacio que sufren. Por ello, han decidido dar el paso constituyéndose como asociación y, bajo el nombre de Comunidad Islámica de Beniel, acceder a unas instalaciones más amplias donde «rendir culto, con espacio para programas y actividades culturales para que participen niños y mujeres».
Actualmente, la comunidad cuenta con un local de unos 80 metros cuadrados de superficie donde se reencuentran con Allah cinco veces al día como establece el Corán. Una Mezquita insuficiente dado el creciente número de inmigrantes, «cada día vienen 150 personas que provocan que la gente se quede fuera. Sólo entran los primeros en llegar el resto debe orar en la calle», explica Bagdad.
Un problema al que encontraron solución alquilando una nave en la Calle Doctor Marañón que reunía dos características esenciales: está orientada hacia la Meca y es espaciosa. Hace unas semanas el ayuntamiento paralizó las obras, «no queremos conflicto vamos a seguir por la vía legal, tenemos un proyecto de un ingeniero y vamos a dejar 350 metros para rendir culto y 150 para actividades».
Los vecinos, recelosos
El Ayuntamiento ha paralizado las obras debido a que la licencia solicitada corresponde a una obra menor. «No han solicitado las cosas correctamente y hemos obrado en consecuencia con la legalidad», aclara la edil de Servicios Sociales, María del Carmen Morales. Por su parte los residentes en la calle Doctor Marañón aseguran que «decidimos recoger firmas y hacer frente común ante cualquier acontecimiento que perturbase la tranquilidad de los vecinos», argumenta el portavoz vecinal, José Cano. La posible ubicación del Centro Cultural Islámico podría masificar el barrio con la llegada de otros procedentes de Alquerías, El Raal y El Esparragal. En septiembre se reunirán ayuntamiento, vecinos y comunidad musulmana para encontrar la mejor de las soluciones.

1 comentario:

  1. Parece que algunos Ayuntamientos de este País ignoran o pretenden burlarse de una parte de sus ciudadanos. Ateniéndonos a distintas Leyes Orgánicas, como la de Régimen Local, Extranjería, Libertad de Religión, Constitución, etc., desde el momento en que una persona figura inscrita en el Padrón Municipal, adquiere la condición de "ciudadano" y tiene los mismos derechos sociales que cualquier otra persona nacida en España. Seguro que si de tratase de ampliar instalaciones de una iglesia católica, entonces no habría ningún tipo de problema. Actitudes como ésta, la del Ayuntamiento de Beniel, demuestran, entre otras cosas, ignorancia, mala fé, prepotencia, xenofobia, racismo, y así otros muchos calificativos más.

    ResponderEliminar