sábado, 12 de marzo de 2016

Inaugurado el Museo del Enclave de la Muralla islámica de Molina de Segura

Islam en Murcia - 12.03.16
Fuente: Ayuntamiento de Molina de Segura y CARM

El Museo del Enclave de la Muralla, MUDEM, abre sus puertas al público en Molina de Segura

El acto de inauguración del nuevo Museo del Enclave de la Muralla (MUDEM) de Molina de Segura ha tenido lugar el viernes 11 de marzo, en el Barrio del Castillo. Han asistido el Alcalde de la localidad, Eduardo Contreras Linares, el Presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez López, y la Consejera de Cultura de la Región de Murcia, Noelia Arroyo Hernández.
El presidente, el alcalde y la consejera

En primer lugar, se ha descubierto una placa conmemorativa en la puerta de acceso al nuevo espacio cultural, y, tras los discursos de las autoridades, ha tenido lugar una visita a su interior.

Con el objetivo de que la ciudadanía pueda conocer el MUDEM, el Ayuntamiento de Molina de Segura ha organizado dos JORNADAS DE PUERTAS ABIERTAS, que tendrán lugar el sábado 12 de marzo, de 17.00 a 20.00 horas, y el domingo 13 de marzo, de 10.00 a 13.00 horas. A partir del día 15 de marzo, el museo abrirá sus puertas con el siguiente HORARIO: de martes a viernes, de 10.00 a 14.00 horas.

Las obras del MUDEM han supuesto una inversión total de 10.283.903,88 euros, y han sido ejecutadas por diversas empresas en distintas fases:

-        Contrato con Construcciones Villegas SL (empresa que subrogó el contrato anterior de Ploder): 5.891.208,77 €.
-        Contrato con Ferrovial SA (trabajos de terminación tras el abandono de la obra de Construcciones Villegas): 2.179.741,53 €.
-        Contrato de musealizacion, realizado por Lunatus SL, Grop Exposicions i Museografia SL y Grupo Floria: 2.212.953,58 €.

La superficie total del ENCLAVE DE LA MURALLA es de 5.000 m2 y alberga las siguientes INSTALACIONES: el Museo del Enclave de la Muralla (MUDEM); una sala de exposiciones; un taller didáctico multiusos, asociado al museo, para el trabajo en grupo; el Auditorio Virginia Martínez Fernández, de 500 m2 y equipado con 240 butacas, que tendrá una relación especial con el Conservatorio Profesional de Música Maestro Jaime López; y un archivo histórico y digital, asociado con el Archivo de Medina Sidonia.

MUSEO DEL ENCLAVE MURALLA (MUDEM) 

El museo, que aprovecha en su espacio la aparición de los restos aparecidos desde 2004 a 2008 de la muralla medieval de la villa, es una experiencia interactiva con tecnologías de última generación que sumerge al visitante en el ambiente cotidiano de Molina en el medievo.

Pedro Antonio Sánchez durante su visita
Hay lugar para todo, tanto para un conocimiento más formativo de la historia medieval como para el conocimiento de la misma a través dejuegos interactivos y tecnológicosqueproponen al público algo más que la mera contemplación de los restos.

Restos que, por otra parte, suponen un hito para el patrimonio cultural. Son 125 metros de cerca medieval donde destacan varias torres de argamasa y cuyos elementos más importantes, tanto desde el punto de vista científico como visual, son la puerta en doble codo y la torre nonagonal, esta última sin paralelos conocidos en su época.

Un viaje en el tiempo que nos lleva del siglo XI al XV en un museo no al uso donde se pretende que la sensación y los sentidos tengan mucho que ver.

RECUPERACIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL MOLINENSE

La muralla y la alcazaba del Barrio del Castillo de Molina de Segura constituyen los restos monumentales del antiguo enclave medieval del hisn Mulina, nombre con el que se conocía este punto fuerte de carácter defensivo que, situado en el citado barrio, constituye el centro histórico de la población y servía para controlar y defender la vega media del Río Segura y a sus gentes.
Aunque por las fuentes se tiene noticia de una alcazaba ya en el siglo IX d.Cr., los restos monumentales encontrados hasta la fecha pueden fecharse desde el siglo XI y sobre todo entre finales del XII y principios del XIII d. Cr.

Estos restos están constituidos por:

La Alcazaba
Situada en el denominado Mirador del Castillo y Casa de la Maita y excavada entre los años 2006 y 2010.Cuenta con restos de una torre cuadrangular, que ha sido reconstituida y con un lienzo de aproximadamente 12 metros contiguo a la torre. Asimismo, en las excavaciones se encontró un silo o pozo de la nieve que conserva parte de la cúpula y que se data en época moderna.
Observando la muralla de cerca
La idea de darle un uso público al espacio ha permitido integrar los restos aparecidos dentro de un lugar visitable y que ofrece posibilidades de esparcimiento. Esta utilización secundaria del patrimonio arqueológico permite una mejor conservación y un mayor acceso para su disfrute. Desde las distintas calles que rodean el mirador, se puede acceder a la plataforma donde se encuentra la alcazaba a través de una rampa integrada en el terreno. Llegados aquí, se ve la torre cuadrangular y el lienzo de muralla y, sobrepasando éstas, se puede contemplar el silo-pozo de la nieve. También se ha ideado un espacio, de estructura vanguardista, que forma parte del conjunto y sirve para el esparcimiento de los visitantes. Sobre este espacio se encuentra un mirador desde el que se contempla toda la Vega Media del Río Segura y que ofrece las vistas que se tendrían de esta vega en época andalusí.

La Muralla
La muralla circundaba toda la parte baja del Barrio del Castillo, núcleo fundacional de Molina de Segura. Tiene la característica de contar, de forma regular, con torres (generalmente cuadrangulares) cada 20 metros.
La muralla cuenta con varias fases constructivas y reparaciones posteriores. Dejando al margen la construcción defensiva primigenia del siglo IX, de la que se conoce nada arqueológicamente hablando, la primera construcción de la que se tienen algunos restos es del S. XI, está realizada mediante un encofrado compuesto en sección transversal por un núcleo de tierra apisonada entre dos costras de mortero de cal. Las medidas se desconocen.
Exposición arqueológica
Será sobre todo en la primera mitad del siglo XIII, ya en periodo almohade, cuando se produce una gran reforma que le da el aspecto con el que nos ha llegado, aunque también se producen algunas reparaciones en época castellana. La reforma consiste en adosar o sustituir la antigua muralla del XI con un gran forro de encofrado de calicanto y en altura con una estructura de tapial calicastrado. El resultado es una muralla de aproximadamente 8 metros de altura y unos 2 metros de anchura. Cada 20 metros existía una torre defensiva y por delante un foso de unos 7 metros de anchura por 3 de profundidad.
Todo el recinto contaba con al menos 2 puertas. Una muy interesante descubierta en las excavaciones de la Fábrica de Maximino Moreno y otra que estaría situada al final de Calle Consolación esquina Calle San Ignacio, esto es, en dirección a Murcia. La puerta descubierta, conocida como Puerta del Campo, es de un gran interés ya que presenta una estructura compleja de triple codo. Desde el exterior se accede a un zaguán y desde ahí por una puerta, al interior del recinto.

Los restos conservados
Se conservan de este recinto exterior diversos tramos monumentales. En la Calle Pensionista e integrado en el Centro Municipal Los Postigos y Oficina de Turismo de Molina de Segura, encontramos un lienzo de muralla en altura y el arranque de una de la torres cuadrangulares. Este lienzo se puede contemplar desde la propia calle o bien entrando en la Oficina de Turismo. Recientemente se ha restaurado.
Otro tramo significativo se excavó también en la Calle pensionista y se encuentra en los sótanos de una de las viviendas de la zona. Se trata de un lienzo de muralla de aproximadamente 30 metros articulado por dos torres cuadrangulares.
Otro de los tramos conocidos y excavados es el aparecido a todo lo ancho de la Plaza de la Iglesia de la Asunción. Se localizó un tramo de lienzo de muralla de más de 80 metros de longitud y 2 de anchura, articulado con una torre cuadrangular.
Pero el tramo más significativo e importante de la cerca medieval es el aparecido en el antiguo emplazamiento de la fábrica de conservas vegetales de Maximino Moreno entre la Calle San Ignacio y la Calle Ibn Arabi (antigua Calle Ebro). En este tramo hay un lienzo de muralla de 125 m. que cuenta con 6 torres. 4 de ellas son cuadrangulares, otra forma parte de la estructura de la puerta y una última es de características singulares. Se trata de una torre sin paralelos de forma poligonal con 9 lados. De manera general las torres de este tipo de época almohade tienen 8 lados. Esta torre es única y se encuentra asentada sobre 3 rezarpas de cimentación. Se encuentra en la confluencia entre el foso, que tiene 7 metros de ancho y unos 3 de profundidad, el final de la acequia y el propio Río Segura.
Tanto muralla como alcazaba, así como todos los restos que pudiesen encontrarse a partir de ahora, fueron declarados BIC (Bien de Interés Cultural) a principios de los años 90 del siglo XX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario