jueves, 31 de diciembre de 2015

La revolución de los claveles en Murcia

Islam en Murcia - 31.12.15
Amani Alalo (texto y fotos)

Para terminar el año os ofrecemos un artículo firmado por Amani Alalo, una estudiante de bioquímica de la Universidad de Murcia con inquietudes periodísticas. Amani es miembro de la Asociación Multicultural Averroes de Jóvenes Árabes de Murcia (AMAJAM) que el pasado 12 de diciembre realizó una actividad poco habitual pero muy necesaria: explicar lo que es el Islam hablando con las personas, cara a cara, en plena calle, ofreciendo información por escrito y regalando un clavel rojo. Los miembros de AMAJAM se dividieron en varios grupos de trabajo por toda la ciudad. Amani Alalo recogió las impresiones de sus compañeros sobre esta experiencia.

AMAJAM programa una actividad para el día internacional contra la islamofobia
Amani Alalo
Murcia, 31.12.15
El equipo de AMAJAM al completo

El 12 de diciembre se celebró en diversas ciudades europeas el "día internacional contra la islamofobia". Una de esas ciudades era Murcia, donde la directiva de la Asociación Multicultural Averroes de Jóvenes Árabes de Murcia organiza un reparto de claveles y folletos a modo de aclaración sobre aspectos esenciales acerca del Islam. El objetivo de dicha actividad es eliminar los prejuicios islamófobos y luchar contra los estereotipos en la Región de Murcia. Para llevar a cabo dicha actividad, se crearon grupos tratando de dirigirse a los lugares más transitados para alcanzar un mayor público. Aquí tenemos testamentos de algunos miembros de la asociación AMAJAM: 


Amani: Me gustaría comenzar con un dato estadístico que nos demuestra que los musulmanes forman casi un tercio del planeta, y que la mayoría absoluta de nosotros somos personas de paz, por ello, negamos ser juzgados por una minoría radical. Cierto que nosotros, la mayoría absoluta, no hemos matado, pero nuestro silencio está ardiendo en la conciencia de los que no son musulmanes, pues nos sentimos también responsables de que hasta hoy en día no esté clara la idea de que islam es paz. Aunque está bien claro que los mayores responsables de que la sociedad occidental tenga una idea preconcebida del Islam llena de estereotipos y prejuicios son los medios de comunicación, ya que la prensa no se esfuerza en separar el terrorismo o el machismo del Islam.
Amani con el cartel: "La Yihad te invita a reflexionar"
Por dichas razones, para conmemorar el día internacional contra la islamofobia, tomamos las calles de Murcia para demostrar que no somos de aquel 0.0001% de los radicales. Debido a la cercanía de los sucesos de París centramos nuestra campaña en aclarar un concepto extremadamente mediatizado “La Yihad”,sobe la cual se construyó todo un imaginario social vinculándole aspectos negativos como por ejemplo: ataques suicidas, inmolaciones... Para ello cogí un cartel donde ponía la Yihad os invita a reflexionar. A muchos les llamó la atención al verlo y se acercaban pidiéndonos una explicación sobre el concepto de la Yidad; mientras que a otros les disgustó ver dicha frase y me acusaron de estar fomentando a un grupo terrorista (los yehaditas), aprovechando la situación comencé a explicarles que la palabra 'matar' en el Corán se utiliza en un contexto en el que un
musulmán se ve envuelto en un conflicto y Allah le inspira a atacar a aquel que le está atacando. Sin embargo, si el contrario cesa su agresión, el musulmán debe parar de inmediato, ya que siempre debe ser en defensa legítima y nunca atacar."Allah no ama transgresores." [Corán 5:89] Y si se retiran y no os combaten y os ofrecen la paz, Allah no os da ningún medio de ir contra ellos [Corán 4:90].
En general hemos podido comprobar que todavía queda mucho trabajo por hacer.
Grupo de trabajo de AMAJAM en plaza de Sto. Domingo

Halima: Es difícil describir aquel día en tan pocas palabras, puesto que ahora mismo no hallo las palabras oportunas para calificarlo, es decir, fue simplemente genial, que desencadeno en mi tantas emociones positivas como gratitud, orgullo y satisfacción. Orgullosa de ser musulmana y mostrarlo al mundo, enseñarles sobre nuestra religión, y desmontar los prejuicios, estereotipos que muestras, en definitiva, desmontar su conformismo cultural, pensar como lo hace la mayoría, puesto que lo que dice la mayoría se toma como una “verdad absoluta”, desgraciadamente, no son conscientes del papel que juegan los medios de comunicación o la mayoría en la construcción de esos esquemas mentales negativos sobre el islam. Igualmente aquel día me ha causado un sentimiento, que antes desconocía, es el compromiso que debemos tener todos para luchar contra la islamofobia, que vea en algunos sujetos, que con solo escuchar la palabra “islam” huían, otros no querían ni recibir las flores, algunos aceptaban, pero con una gran incertidumbre en sus ojos, otros escuchaban nuestras explicación y decían que están de acuerdo, pero no porque lo piensan, sino por deseabilidad social. Y de allí me di cuenta que nos espera un gran trabajo, y lo importante es empezar. Otros individuos se mostraban alegres, comprensivos y asertivos. En definitiva fue un día lleno de emociones positivas, pero
también de muchas reflexiones y propuestas futuras. Somos los responsables de transmitir el mensaje positivo de nuestra religión, de reestructurar las cogniciones erróneas de los demás sobre el islam, me di cuenta de que es nuestra responsabilidad, no de los demás. Para ello debemos empezar a ser cultamente religiosos, esto es, comprender lo que es el islam, ya que por desgracia algunos son religiosamente incultos 
Un clavel para el señor

Hicham: En un principio me esperaba rodeado de gente y explicándole en lo que consistía
el día internacional contra la islamofobia. Pero nada más empezar a repartir flores y folletos, vi como la gente empezaba a cambiar de camino para no pasar por donde estábamos nosotros, con una flor en la mano y un folleto donde ponía ‘‘ideas erróneas del Islam’’. En ese momento sentí mucha rabia, la gente se alejaba porque pensaban que tenían que pagarnos. Muy desesperado decidí cambiar de táctica. Me acercaba a la gente y les pregunta si querían una flor gratis. Habían personas que sí lo aceptaban y se interesaban por el tema y nos escuchaban, especialmente los jóvenes. Pero otras personas nada más escuchar la palabra islam tiraban la flor que les habíamos regalado. Eso nos hizo
sentir de nuevo mucha rabia. Pero esa frustración no iba a durar todo el día. Nos sorprendió mucho, cuando nos acercamos a una chica que se interesó y nos escuchó. Nada más terminar de hablar, dijo que nos comprendía y que el mundo necesitaba más personas como nosotros para cambiar lo que los medios de comunicación transmite. Esto nos alegró mucho la mañana, con un gran sonrisa le di la flor roja y el folleto. Dos minutos más tarde esa alegría aumentó cuando esa misma chica caminaba hacia nosotros con una flor blanca en la mano. Se nos acercó y nos la dio y dijo; ‘’lo siento tengo mucha prisa, que tengáis un buen día. Yo sé que no todo el mundo es igual’’. A partir de ese momento todos nos sentimos con orgullosos de nosotros mismos y de la asociación en general. En definitiva, en ese día nos hemos encontrado con gente buena y gente que prefería quedarse emergido
en su ignorancia.
Más miembros de AMAJAM

Iman: Mi grupo y yo estuvimos por el paseo y la circular y mucha gente nos miraba y leía los carteles de reojo. Nada más empezar el reparto un hombre nos paró y nos empezó a decir que él estaba contra todo y que no entendía que cómo nos podían lavar la cabeza con esas tonterías (hablaba de los llamados "yihadistas"). Más adelante la gente pasaba por nuestro alrededor y al ofrecerles la flor y el folleto unos lo cogían y nos decían que "me parece muy bien lo que estáis haciendo sobretodo en estos tiempos", otros nos decían que estaban con nosotros, que ellos sabían lo que era el verdadero islam y que nos felicitaban y nos dedicaban su sonrisa, besos y abrazos. Y otros nos rechazaban cuando oían "día internacional contra la islamofobia". Poca gente venía a nosotros a preguntarnos y pedirnos folletos. Pero sin duda ha sido una gran experiencia en la que hemos disfrutado y aprendido mucho sobre lo que diferentes personas piensan sobre el islam.

Khouloud: El día del reparto de flores y folletos con el fin de corregir las erróneas ideas que tiene el mundo Occidental sobre nosotros, es decir, los musulmanes, es obvio que ha marcado un antes y un después en mi vida. Cambió mi concepción del mundo en muchos aspectos, incrementó mi fuerza de voluntad para enfrentarme al mundo y alzar la voz gritándole a los 4 vientos que no puedo ser más orgullosa de ser musulmana, y sobre todo, me presentó una característica que desconocía de mi persona, la paciencia. ¡Ay! Paciencia tuvimos mi grupo y yo…
Bueno, vayamos retrocediendo a ese día para contaros nuestra experiencia como grupo y no de manera individual.
Mi grupo estaba compuesto por personas increíblemente increíbles, y sí, la redundancia esta vez tiene su justificación, pues todos y cada uno de ellos, ponía de su parte para dar lo mejor de sí. Reconozco mi incapacidad de expeler de mi memoria el brillo que brotaba de sus miradas cuando se dirigían hacia los murcianos para hablarles de la bonita que es nuestra religión. 
Leyendo el Corán
A groso modo, la experiencia engloba aspectos más positivos que negativos, pues sí, hemos sido ignorados por ciertas personas. Personas que hemos respetado en todo momento, ya que al igual que el Islam nos enseña a ser pacíficos y buenos con el entorno que nos rodea, aunque no sea recíproco, en España también está implantada la libertad, libertad que respetamos siempre. Por otra parte, afortunadamente, nos hemos encontrado con un porcentaje muy amplio y significativo, que nos ofrecido mucho amor, apoyo, y una extensa lista de adjetivos eficientes. Hemos sido bien recibidos, escuchados, y también interrogados sobre la iniciativa y el Islam.
Para finalizar, agradecerle al grupo de AMAJAM, el habernos brindado la oportunidad de explorar esta maravillosa experiencia, que sin duda ninguna nos ha marcado bastante.

Noredin: Del día del reparto me quedo con la experiencia aprendida a tratar de cara al público temas sensibles, temas que realmente afectan y preocupan para el futuro de nuestra sociedad, la Murciana. 
El hablar con la gente, que nos muestren su simpatía, agrado, su rechazo y enfado, su curiosidad y sorpresa, y sobre todo su apoyo, nos ha hecho ver que realmente acciones como estas, hacen falta hoy en día más que nunca, hoy donde el Islam es atribuido a aberrantes definiciones, menos de la que realmente es, Paz. El querer mostrar esta realidad, requiere de una gran valentía y coraje, unos atributos que todos los compañeros de AMAJAM han demostrado y han hecho llegar el mensaje más allá de las calles de Murcia.


Solo saldrás de tu duda real el día que leas tú mismo el Corán.

1 comentario: