sábado, 3 de octubre de 2015

Yemen: 500 niños muertos, 2 millones en desnutrición

Islam en Murcia - 03.10.15
Fuente: UNICEF

GINEBRA/SANAA, Yemen, 2 de octubre 2015- Los seis meses de violencia incesante en Yemen han dejado al menos 505 niños muertos, 702 heridos y más de 1,7 millones en riesgo de desnutrición, según dijo hoy UNICEF.

En todo el país, cerca de 10 millones de niños –el 80% de toda la población menor de 18 años- necesita ayuda humanitaria urgente. Más de 1,4 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus casas. 
Niños en Yemen (foto UNICEF - Mohammed Hamoud)

“Cada día que pasa, los niños ven sus esperanzas y sueños para el futuro destrozados”, dijo el representante de UNICEF en Yemen, Julien Harneis. “Sus hogares, escuelas y comunidades están siendo destruidos, y sus propias vidas están cada vez más amenazadas por la enfermedad y la desnutrición”.

Incluso antes del conflicto, la situación nutricional era muy grave, ya que Yemen produce menos del 10% de sus necesidades alimentarias y depende en gran medida de alimentos importados. Pero la escalada de violencia ha provocado una espiral de inseguridad alimentaria y el aumento de la desnutrición. Las consecuencias para los niños son dramáticas:

·         El número de niños menores de 5 años en riesgo de sufrir desnutrición severa aguda se ha triplicado en 2015: 537.000 niños están ahora en riesgo, en comparación con los 160.000 de antes del conflicto.

·         Se prevé que casi el doble de niños menores de 5 años, un total de 1,2 millones, sufrirán desnutrición aguda moderada, frente a 690.000 antes de la crisis.

La escasez de alimentos y el pobre acceso a los mercados causado por el conflicto, el acceso limitado a las instalaciones sanitarias y saneamiento, y la interrupción de las oportunidades de trabajo son las mayores causas de este deterioro. La escasez de combustible, electricidad, gas, agua y otros servicios, está empeorando la situación.

En los últimos seis meses han aumentado los ataques a civiles e infraestructuras fundamentales. Desde la intensificación del conflicto en marzo de 2015, UNICEF ha verificado ataques o daños en 41 escuelas y 61 hospitales como consecuencia de los combates.

Encontrar agua potable se ha convertido en una batalla diaria por la supervivencia para más de 20,4 millones de personas. Más de 15 millones de personas han perdido el acceso a asistencia médica básica, y la educación de 1,8 millones de niños se ha interrumpido por el cierre de escuelas.

A pesar de estas difíciles condiciones, UNICEF y sus aliados han estado en el centro de las operaciones humanitarias desde el inicio del conflicto. La respuesta se ha centrado en proporcionar agua potable y saneamiento, educación y servicios de protección infantil, así como tratamiento para los niños con desnutrición, diarrea, sarampión y neumonía.

UNICEF y sus aliados han proporcionado acceso a agua potable a 3 millones de personas. Los equipos móviles de salud han ayudado a suministrar vacunas contra la polio y el sarampión para más de 5 millones de niños. Unos 93.500 niños han recibido tratamiento contra la desnutrición severa aguda y más de 520.000 han podido realizar sus exámenes aplazados.

Desde comienzos de año, UNICEF ha proporcionado apoyo psicosocial a cerca de 240.000 niños para ayudarles a superar los horrores del conflicto. Unas 360.000 personas han recibido material educativo sobre cómo evitar las minas y artefactos sin explotar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario