viernes, 18 de septiembre de 2015

Más de 1,4 millones de niños huyen de los conflictos en Nigeria

Islam en Murcia - 18.09.15
Fuente: UNICEF

La respuesta humanitaria de UNICEF sufre un déficit de financiación del 70%

DAKAR / GINEBRA / NUEVA YORK, 18 de septiembre 2015 - Un fuerte aumento de los ataques del grupo armado conocido como Boko Haram ha desarraigado a 500.000 niños en los últimos cinco meses, con lo que el número total de niños desplazados en el noreste de Nigeria y los países vecinos asciende a 1,4 millones, dijo hoy UNICEF.
Niños nigerianos en campamento de refugiados (foto: UNICEF)

"Cada uno de estos niños huyendo para salvar su vida es una infancia truncada", dijo Manuel Fontaine, drector regional de UNICEF para África Occidental y Central. "Es verdaderamente alarmante ver que los niños y las mujeres siguen siendo asesinados, secuestrados y utilizados para transportar bombas."

Sólo en el norte de Nigeria, cerca de 1,2 millones de niños - más de la mitad de ellos menores de 5 años - se han visto obligados a huir de sus hogares. 265.000 niños se han desplazado a Camerún, Chad y Níger.

Junto a gobiernos y aliados en los cuatro países afectados, UNICEF ha ampliado sus operaciones para salvar la vida a miles de niños y a sus familias afectados por la violencia. Desde el comienzo del año,

•      Más de 315.000 niños han sido vacunados contra el sarampión;
•      Más de 200.000 personas han recibido acceso a agua potable;

  *   Casi 65.000 niños desplazados y refugiados han tenido acceso a educación y pueden continuar su aprendizaje gracias a la entrega de material escolar;
•      Casi 72.000 niños desplazados han recibido asesoramiento y apoyo psicosocial;
•      Casi 65.000 niños menores de 5 años han recibido tratamiento para la desnutrición aguda grave.

Sin embargo, se necesitan más fondos. UNICEF ha recibido solo el 32% de los 44,4 millones de euros necesarios para dar respuesta humanitaria en la región del Lago Chad. Debido a la escasez de fondos, más de 124.000 niños afectados por el conflicto todavía no han sido vacunados contra el sarampión, más de 83.000 siguen sin tener acceso a agua potable y más de 208.000 no van al colegio.

“Con cada vez más refugiados y sin los recursos suficientes, nuestra capacidad para proporcionar asistencia en el terreno se está viendo seriamente comprometida”, dijo Fontaine. “Si no se recibe más apoyo, cientos de miles de niños se quedarán sin acceso a servicios sanitarios básicos, agua potable y educación”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario