viernes, 25 de septiembre de 2015

La Murcia caníbal y depredadora del patrimonio musulmán

Islam en Murcia - 25.09.15
Paulino Ros

El historiador de la UNED, Joaquín Martínez Pino, publicó en 2014 en una revista de la Universidad de Barcelona una investigación titulada: "LOS BAÑOS ÁRABES DE MURCIA, UN BIEN CULTURAL BAJO LA PIQUETA DEL PROGRESO"

Léanlo y díganme si creen que lo que queda de la huerta de Murcia, con sus acequias y norias, es patrimonio cultural de la Murcia islámica que merece ser protegido, o si no pasa nada si es liquidado por la "piqueta del progreso" como dice el profesor Martínez Pino.


El caso es que ayer leíamos esta noticia en la prensa, en el diario La Opinión de Murcia:

"Las acequias de la huerta no son BIC (Bien de Interés Cultural) para el TSJ (Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia)"

Y hoy recibimos este comunicado de HUERMUR:

HUERMUR acudirá al Tribunal Supremo para defender la protección de la red de regadío

La sentencia del TSJ, a través de las alegaciones de Comunidad y Ayuntamiento, deja sin sentido el Patrimonio de la Humanidad de los Hombres Buenos

Ante la noticia aparecida en algunos medios de comunicación sobre la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia relativa al contencioso en marcha sobre sobre la protección como BIC de la Red de Regadío de la Huerta de Murcia, desde la asociación HUERMUR queremos hacer las siguientes valoraciones:

Desde HUERMUR respetamos las decisiones de la justicia, a la que hemos acudido en numerosas ocasiones, y que penalmente ya condenó al presidente de la Junta de Hacendados por daños en obras realizadas en la red hidráulica, y que como reconoce la sentencia, "si se descubre algún daño a elementos de la misma que deban conservarse se pueda acudir a la vía penal para perseguirlos".

Para la asociación HUERMUR, la sentencia no recoge la verdadera cuestión planteada por esta asociación, que es la continuación del trámite de estudio y valoración del expediente de protección de la Red Hidráulica de la Huerta de Murcia a través de la declaración como bien de interés cultural (BIC).

Hay que recordar que este expediente, fue extrañamente anulado tras su incoación, por un recurso poco menos que sorprendente, planteado por el expresidente de la Junta de Hacendados, ya fuera del cargo, y que fue condenado por los daños a la red hidráulica en las obras de una acequia.

Es por ello que esta asociación acudirá al Tribunal Supremo a que, como instancia superior, decida sobre la cuestión analizada en esta sentencia, que no es firme.

Igualmente, HUERMUR va a poner en conocimiento de la UNESCO el informe del Servicio de Patrimonio Histórico que ha servido de base para la sentencia, así como de las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento de Murcia, todos ellos contra la protección como BIC de las acequias y azarbes de la Huerta.

La UNESCO tendrá que decidir, ahora que además se encuentra en periodo de inspección la declaración como Patrimonio de la Humanidad del Consejo de Hombres Buenos, si esta desprotección en la que sumergen al bien material (acequias y azarbes) que sustenta indisolublemente al bien inmaterial (Consejo de H.B.) es compatible con que Murcia pueda mantener esta distinción del organismo cultural de las Naciones Unidas.

Para HUERMUR, como venimos destacando desde hace años, como concluyó el Proyecto Europeo Naturba, y como destacaron expertos de todo el mundo reunidos en Murcia el pasado año en el Congreso Internacional de Molinología sobre "Ingenios Tradicionales", solo a través de la protección cultural que otorga la declaración de Bien de Interés Cultural, y su efectivo cumplimiento, acabando con los entubamientos indiscriminados y la destrucción del paisaje y patrimonio de la Huerta, podremos conservar un legado milenario, nuestra Huerta, que nos identifica como murcianos y que cada día sufre nuevas agresiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario