jueves, 18 de junio de 2015

Los musulmanes piden flexibilidad en los horarios de trabajo durante el Ramadán

Islam en Murcia - 18.06.15
Nota de prensa de UCIDE (Unión de Comunidades Islámicas de España)

Comienza el mes de ayuno para los musulmanes de todo el mundo
El mes de Ramadán, en el que los musulmanes se abstienen de ingerir alimentos, bebidas o humo,
mantener relaciones íntimas e incluso de enfadarse ó decir palabras malsonantes desde el alba,
hasta la puesta del sol, tiene tres fechas cumbre: el inicio (este año comienza 18 de julio de 2015)
Lailat el Qadr (Noche del decreto) y el Aid el Fitr, que es el día en que finaliza el ayuno y que este
año coincide con el 17 de julio de 2015.
Todas las fiestas y acontecimientos que se producen durante este mes son de carácter puramente
religioso a excepción de la comida del rompimiento del ayuno y que es lógicamente un motivo de
gozo, tiene carácter social, y que esté relacionada con la oración, la piedad o la lectura del Corán.
Así, no hay ceremonias musicales, romerías o de cualquier otro tipo.

Estrechar los lazos familiares
El Ramadán además de cumplir una función religiosa es una forma directa de adorar a Dios,
sanitaria (purificar el cuerpo), mental (fortalecer la voluntad) y moral (hacer comprender lo que
sufren las personas privadas de alimento) sirve para estrechar los lazos familiares y sociales.
En efecto, se trata de un mes en el que los musulmanes se reúnen para orar y en las mezquitas, a
la hora de romper el ayuno, se ofrece una comida. Pero también se presta mucha importancia a la
familia. De hecho, tras las cinco oraciones, el seguidor de la fe islámica pospone todo lo que no
sea absolutamente indispensable para pasar en familia el mayor número posible de horas,
especialmente, las que tienen que ver con la ruptura del ayuno. Las madres se afanan en preparar
lo mejor de su repertorio gastronómico, los hijos conversan con los padres a la caída del sol... es
el momento en que los progenitores narran historias sobre sus antecesores, en el que los vástagos
Trabajando en un invernadero (foto: ASAJA)
inquieren por los diferentes aspectos de la vida en tiempos pasados... Es, en fin, un mes en el que
se refuerzan el tradicional lazo paterno filial.
Por eso es tan importante para los casi 1.800.000 musulmanes que viven en España que en estos
días los empresarios flexibilicen los horarios de trabajo para hacer coincidir el fin de la jornada
laboral con la ruptura del ayuno, que se produce al llegar el ocaso.
Este hecho está reglamentado por un acuerdo de cooperación del Estado Español con la Comisión
Islámica de España y dice que: Los miembros de las Comunidades Islámicas pertenecientes a la
«Comisión Islámica de España» que lo deseen, podrán solicitar la interrupción de su trabajo los
viernes de cada semana, día de rezo colectivo obligatorio y solemne de los musulmanes, desde las
trece treinta hasta las dieciséis treinta horas, así como la conclusión de la jornada laboral una hora antes de la puesta del sol, durante el mes de ayuno (Ramadán). Las horas dejadas de trabajar
deberá ser recuperada sin compensación alguna. 

La noche del decreto
Lailat el Qadr ó noche del decreto es, según el Corán, “la mejor de las noches en el mejor de los
meses: Ramadán”. ¿Por qué? Porque fue durante esta noche cuando Muhammad (PyB ) recibió la
primera revelación del Corán, el libro sagrado de los musulmanes que, entre otras muchas cosas,
establece, además, los limites en las relaciones entre individuos y entre le individuo y la
comunidad.
Se suele celebrar esta noche en la que se realizan una serie de oraciones y se lee el Corán desde el
amanecer hasta el crepúsculo, la noche del 27 de Ramadán, si bien no existe una fecha fija ya
que el propio Profeta (Muhammad) comentó que :”Salí para informaros sobre Lailat el Qadr pero encontré a dos personas discutiendo y el conocimiento de esta noche me ha sido retirado. Sin embargo puede ser mejor para vosotros: buscadla en la novena, la séptima y la quinta noche de los diez últimos días del mes de Ramadán”.
Que no se mencione una fecha exacta es, en realidad muy importante ya que de esta manera la
piedad del musulmán crecerá durante los diez últimos días de Ramadán.

Aid el Fitr
Aid el Fitr (literalmente la fiesta del final del Ayuno) o Aid Assaguir (la Fiesta menor) tiene, a su
vez, dos momentos cumbre: la oración del rompimiento del ayuno que se ha observado durante
todo un mes y haber entregado a los pobres y necesitados una limosna en especies, generalmente
comida. Lo comúnmente aceptado es que la zakat el Fitr consista en el equivalente a cuatro
manos llenas, aunque siempre es conveniente añadir un poco más, de pasas, dátiles, grano o
queso. Sin embargo, sino es posible dar alimento, entonces se puede entregar dinero.
Por extensión es el día en el que los musulmanes hacen regalos a los niños. Se les viste con ropa
nueva y con ella acuden a la mezquita para la primera oración de la mañana. Al salir del rezo toda
la familia acude al cementerio a recordar a sus parientes fallecidos. Por la tarde de visita a
familiares y amigo.
El pago de la limosna ritual o Zakat al Fitr es obligatorio para el musulmán que tenga alimento
en exceso mas allá de lo que le bastaría a él y a quienes de él dependen para un día y una noche.
No se trata únicamente de un acto de caridad sino también de una práctica obligatoria concebida
como un medio para que los musulmanes purifiquen sus almas, aprendan a compartir y rechacen
la acumulación excesiva de bienes. Es una manera de conseguir que nos preocupemos los unos
por los otros en los aspectos espiritual, físico y material.

Madrid, 17 de junio de 2015

Unión de Comunidades Islámicas de España
Comisión islámica de España


Islam en Murcia recomienda este enlace sobre "Seguridad y salud laboral entre la población musulmana durante el Ramadán" hecho en la Región de Murcia en 2012.



No hay comentarios:

Publicar un comentario