miércoles, 11 de marzo de 2015

Gaza no es un desastre natural...

Islam en Murcia - 11.03.15
Fuente: Comunicado de UNRWA ESPAÑA

Desconocido,
Quiero contarte algo que nos ha impactado mucho. Más aún porque es una historia que más allá de ser real, es común en Gaza. Ella se llamaba Salma y murió hace unos días de hipotermia con tan sólo 40 días de edad. Este invierno el  frío golpeó fuertemente Gaza. Salma ha sido su víctima más joven.

Uno de nuestros compañeros visitó a Mirvat, la madre de Salma, en el mismo lugar, de hecho la misma habitación, donde Salma durmió durante su última noche. Ellos todavía viven allí,  en una pequeña chabola cubierta con plásticos. Nos cuenta que estaba lloviendo cuando llegó allí. Mirvat tiraba de una alfombra empapada que sirve de suelo y retiraba la arena mojada de debajo. Los recuerdos de la muerte de Salma, flotaban aún en el ambiente....

"La noche en que murió la tormenta era fuerte. Todos estábamos empapados. La lluvia helada entró y empapó las mantas de Salma. La encontré temblando. Su pequeño cuerpo estaba congelado. La llevamos al hospital, pero Salma murió. Mi hermosa niña estaba sana y estaría viva hoy si las bombas no nos hubieran echado de nuestra casa durante la guerra y no nos hubiéramos visto obligados a vivir así".

Durante la última ofensiva israelí sobre la franja de Gaza, 100.000 viviendas fueron dañadas o completamente destruidas540 niños murieron, muchos en sus propias casas. Un millar de los 3.000 niños heridos en el conflicto es probable que tengan discapacidades físicas para el resto de sus vidas, pero la mayor herida es la psicológica. El dolor en Gaza tiene que parar.


Gaza no es un desastre natural. Es el resultado de decisiones políticas deliberadas. Hay que actuar para salvar la vida de miles de niños como Salma.

Gaza se tambalea al borde de otra gran crisis. Estamos preparados para seguir adelante ayudando a las familias que lo han perdido todo, pero necesitamos ayuda, con urgencia. Si movilizamos los recursos políticos, financieros y morales para salir de esta situación, podemos devolverle a Gaza su futuro. Es demasiado tarde para Salma, pero no es demasiado tarde para los 950.000 niños que permanecen allí. Por eso ahora no podemos quedarnos solos...

Gracias, de verdad, por estar tan cerca de Gaza.
Un abrazo,
Raquel Martí
Directora Ejecutiva de UNRWA España
PD: Si quieres ayudar a  la población de Gaza hazte socio de UNRWA hoy a través de nuestroformulario seguro o llámanos al 917027059. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario