jueves, 17 de enero de 2013

Una estudiante de la UPCT analiza el cambio de rol de las inmigrantes marroquíes en España

 
Fuente: Universidad Politécnica de Cartagena 

14.ene.2013.- Las mujeres marroquíes que viven en España han pasado de ser migrantes pasivas a asumir progresivamente roles exclusivamente masculinos en su sociedad de origen, como el de ser el principal sustento económico de la familia, según ha analizado en su Proyecto Final de Grado Fedwa Bouazzaoui, una estudiante de la Facultad de Ciencias de la Empresa de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

El trabajo, titulado ‘La inmigración marroquí en España: Situación en el origen e inserción en el destino”, y dirigido por la directora del Departamento de Economía y Empresa, Inocencia María Martínez León, repasa el fenómeno migratorio marroquí, predominantemente masculino y procedente de la Región Oriental del reino alauí. La colonia marroquí es el colectivo extranjero más numeroso en la Región de Murcia.

Bouazzaoui señala que, si bien la reagrupación familiar fue la estrategia predominante para la entrada de las primeras mujeres marroquíes, hoy en día existen mujeres con proyectos independientes del marido, un cambio que coincide con transformaciones en la institución familiar en Marruecos.

La estudiante incide en que es el tipo de relación que la mujer migrante mantenga con el varón el que determina su proceso de inserción. Así, “mientras que las mujeres reagrupadas van a intentar reproducir las mismas formas de vida que en el origen, las que llegan solas pretenden participar en el mercado de trabajo”, expone en el proyecto fin de grado, que también resalta las diferencias entre migrantes según sea su nivel cultural y educativo, y su procedencia de áreas rurales o urbanas.

La migración femenina marroquí también se ha visto afectada por pautas de especialización. Al igual que las europeas del Este se emplean mayoritariamente en la hostelería y las latinoamericanas en el servicio doméstico, las mujeres africanas están ocupadas generalmente en el sector agrícola, con especial presencia en los almacenes de manipulado hortofrutícola. De ahí se desprende que el 77% de las mujeres marroquíes trabajaran en empleos de baja o nula cualificación en 2007, frente al 53% de sus compatriotas varones.
Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario