viernes, 23 de noviembre de 2012

Los musulmanes asentados en España no quieren injerencias de Estados extranjeros

Fuente: ABC

Los musulmanes asentados en España no quieren injerencias de Estados extranjeros

La Comisión Islámica, órgano que representa ante el Gobierno a dos millones de ciudadanos, reivindica «un Islam español» que acate el ordenamiento jurídico de nuestro país.


La Junta Directiva Provisional de la Comisión Islámica de España, elegida el pasado 17 de noviembre para elaborar en el plazo de seis meses unos nuevos estatutos, se estrena con el compromiso de no aceptar influencias de Estados extranjeros y, en concreto, de aquellos de donde proceden la mayoría de los musulmanes que se asientan en nuestro país. Con esto, dicen, quieren reivindicar «un Islam español», que acate nuestro ordenamiento jurídico, comenzando por la Constitución.
Así lo asegura y lo reitera su presidente, Mounir Benjelloun Andaloussi Azhari, a quien algunos Servicios de Información le ubican en Justicia y Caridad, una corriente radical del Islam que actúa como opositora al régimen alauíta de Marruecos, donde es una organización alegal. Él lo niega, y lo ha vuelto a hacer tras su elección. «No soy radical», asegura Benjelloun. «Primero -añade-, no existe Justicia y Caridad en España. Segundo, represento a una Federación (Feeri) en la que hay pluralidad». No obstante, puntualiza que «quizá, miembros de la Federación que se fueron a Marruecos pertenezcan. Pero yo, no he tenido ni tengo relación con Justicia y Caridad. Quiero dejarlo claro». Tal es así que, asegura el nuevo presisdente de la Comisión Islámica, «queremos defender un Islam español, un Islam de España». Por ello, explica Benjelloun, «la dependencia que había de uno o dos estados extranjeros se ha quebrado. Queremos un Islam que no dependa de de ningún estado extranjero. No vamos a aceptar que ningún estado extranjero tenga influencia en las decisiones de la Comisión Islámica de España».

Acatamiento de la Ley

La mayoría de los musulmanes que llegan a España proceden de Marruecos, aunque también abundan los oriundos de Arabia Saudí, Egipto, Irán, Argelia, India, Paquistán...En ocasiones, desde algunas comunidades islámicas, se han denunciado los intentos del régimen Alauita de Marruecos de influir en la población musulmana asentada en España. A veces, a través de imanes que actuarían como agentes de Rabat. Los nuevos integrantes de la Junta Directiva Provisional quieren que los musulmanes que lleguen a España «se acoplen a la legislación española para no heredar lo que puedan traer de sus países de origen», la mayoría, en el mejor de los casos, con déficit democrático.
La Comisión islámica de España es la entidad que representa ante el Gobierno a los aproximadamente dos millones de musulmanes que residen en nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario