sábado, 24 de noviembre de 2012

Hicham, un caso de torpeza infinita

Fuente: La Verdad de Cartagena (21.11.12)

El juvenil que el Efesé no quiso retener el año pasado ya destaca con el Almería en Segunda B
 

Hicham, un caso de torpeza infinita
Hicham Khaloua, delantero del Almería B. :: ANTONIO GIL / AGM
Hicham Khaloua (Cartagena, 1995) jugará este domingo por vez primera en el estadio de su ciudad (Cartagonova, 17.00 horas). «Ni para entrenar lo he pisado. Me hace mucha ilusión porque estarán todos mis amigos y mi familia», cuenta el propio muchacho. Para muchos, el ya delantero del Almería B es solo un futbolista más de Segunda B, con un largo camino por recorrer para convertirse en jugador profesional. Para otros es el caso que mejor ejemplifica la errática política de cantera del FC Cartagena en los últimos años.
Él era el referente de las bases del club, ese Cartagena-La Unión que seguía el sendero abierto en 2005 por la Concejalía de Deportes con el notable proyecto de las selecciones de Cartagena de fútbol base. Él, como muchos otros talentos por exprimir, se tuvo que buscar la vida cuando Paco Gómez -en junio de 2011- fulminó de un día para otro la cantera de su propio club.
Hicham, aún juvenil, triunfa con el Almería B. Lleva cuatro goles en cinco partidos. El domingo pasado le hizo dos al Sevilla B. Le han subido al equipo de Segunda B porque marcó 14 goles en las siete primeras jornadas con el juvenil de División de Honor. Y con 17 años, ya es titular en el tercer clasificado del grupo cuarto de Segunda B. Se veía venir.
«Fuimos a hablar con Paco López [director general del Cartagena] y le insistimos mucho para que le hiciera un contrato y lo amarrara. Él nos dijo que las bases se desmantelaban y que todo el mundo fuera», recuerda Paco Sánchez, director del fútbol base del Cartagena La Unión entre 2009 y 2011. «Desde que lo vi por vez primera jugando en un campo de tierra en segunda cadete con el Mar Menor, supe que iba a ser futbolista. Vamos, yo no soy Séneca. Lo veía todo el mundo. Pero en el Cartagena no nos hicieron ni caso y ahora toca lamentarse porque hemos perdido a un jugadorazo», añade Juan Lillo, la persona que sacó a Hicham del Mar Menor y lo llevó al Cartagena. Además, fue su entrenador en el juvenil albinegro 2010-11.

Sin contrato

«Estuvimos con su familia en San Javier y decidimos captarlo para nuestro proyecto. Tenía 14 años y lo que más me impresionó es lo rápido que se adaptaba a un nivel superior. Tenía unas condiciones muy difíciles de ver en un cadete. Su velocidad y su capacidad de finalización nos asombraron desde el primer día. Por eso, a mitad de temporada subió al juvenil de Liga Nacional y llegó a ser llamado para entrenarse con Juan Ignacio en el primer equipo. Insistimos en que le hicieran un contrato. Es lo que habría hecho cualquier club normal de Segunda División. Pero ya sabemos lo que ha sucedido con la cantera del Cartagena en estos años», cuenta Juanfran Madrid, su entrenador en el cadete del Efesé 2010-11, año en el que Hicham marcó 46 goles.
«Él tenía un montón de ofertas y nadie del Cartagena le dijo nada. Quería quedarse y no sabemos qué habría pasado si el Cartagena hubiera contado con él. A lo mejor no estaría jugando en Segunda B». Es la sensación que tiene Najib Khaloua, de 21 años, hermano mayor de Hicham. «Estaría jugando con el Cartagena en Segunda B y haciéndolo tan bien como en el Almería. Que no te quepa ninguna duda», replica Juanfran Madrid.
Al desaparecer el Cartagena-La Unión, Leo Gómez llamó al chaval para que se enrolara en las filas del juvenil del Cartagena FC, el de Gómez Meseguer, que iba a convertirse en el nuevo filial del club de Paco Gómez. Era tarde. El que entonces era su representante, José Antonio Martínez, lo había mandado a Alemania a hacer una prueba con el equipo sub-17 del Manchester City. Marcó 5 goles en la pretemporada, pero no pudo fichar por el gigante inglés por problemas burocráticos.
Entonces, Martínez -hijo del presidente del Almería Ricardo Martínez-, se lo llevó al club andaluz. «Ya no estoy con él porque tuvimos unos problemas. Ahora no tengo representante», explica el propio Hicham desde Almería. Allí le pagan los estudios, vive en una residencia con compañeros del juvenil (el club paga 550 euros al mes por su estancia allí) y tiene un tutor para «aprobar todas las asignaturas cada año y sacar el Bachillerato».
Aún no ha entrenado con el primer equipo, aunque en Almería creen que este mismo año debutará en Segunda. Si sigue con su actual progresión, el club almeriense hará un buen negocio con él más pronto que tarde. Es decir, aprovechará la infinita torpeza del Efesé para sacar 'petróleo' del delantero nacido en Cartagena, criado en San Javier y de padres marroquíes. «Tenemos un gran equipo y estoy casi seguro de que voy a ser titular el domingo. Si marco en el Cartagonova no lo celebraré. Allí tengo muchos amigos. ¿Volver al Cartagena? Creo que no. En el Almería se están portando muy bien conmigo y mi sueño es debutar con el primer equipo y llegar a Primera», confiesa Hicham.

No hay comentarios:

Publicar un comentario