sábado, 21 de julio de 2012

Ramadan: «Paso hambre porque estoy aguantando, pero no sufro»

Fuente: La Verdad

El mes del Ramadán comienza para los 90.000 musulmanes que viven en la Región, el imán de la mezquita del Barrio del Carmen y un vecino musulmán explican cómo afrontarlo

Unos 90.000 musulmanes que viven en la Región comenzaron ayer el mes del Ramadán, en el que tendrán que ayunar por completo desde que sale el sol hasta que se esconde.
El imán de la mezquita del Barrio del Carmen, Abd Alhadi, explica que "el Ramadán tiene una parte social y otra espiritual"; mientras que la primera se fundamenta "en la bondad, misericordia, paz y amor", mientras que por otro lado también es un tiempo "para acercarse más a Dios, pedir perdón de los pecados, rezar más, nombrar a Alá y hacer el ayuno".
Alhadi señala que "lo único que se cambia es la comida" ya que es un mes en el que no se puede "comer, beber, ni fumar". Los únicos que se libran de este ayuno son "los enfermos, las mujeres embarazadas o con el período y los niños que aún no han alcanzado la pubertad". Para el imán el mayor cambio que se da en este mes, además del ayuno, son los rezos que "se realizan por la noche de manera voluntaria".
Por su parte, Allal Labsoum, vecino musulman de Murcia, relata cómo afronta él junto a su familia este mes de ayuno. "Hacemos el Ramadán por Dios" y consiste en 30 días de "respeto, en el que no se habla mal, no se fija a las mujeres con falda o con silla, y se deja de comer desde las 5.00 h. hasta las 21.20 horas".
Reconoce que mucha gente que no lo ha vivido, no comprende cómo pueden superarlo, él admite que "no es un esfuerzo muy grande porque la gente musulmana ya está acostumbrada a hacer Ramadán". Particularmente señala que "es un día normal, en el que paso hambre porque estoy aguantando pero no estoy sufriendo".
Es un tiempo en el que el musulmán muestra su creencia más viva en Dios, guardando ayuno y reforzando sus rezos, al mismo tiempo que fortalece la familia, ya que se reune para comer cuando llega la noche.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario