martes, 3 de julio de 2012

Los musulmanes reclaman más cementerios propios en España para no tener que repatriar los cadáveres

MADRID, 25/06/2012,(EUROPA PRESS).


Cementerio musulmán de Valencia

   El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide), Riay Tatary, ha reclamado más cementerios musulmanes en España --cuentan con doce en todo el país-- para no tener que repatriar los cadáveres, algo que resulta muy costoso, más en esta época de crisis, ya que el coste puede ascender hasta los 6.000 euros, dependiendo del país de origen.

   En declaraciones a Europa Press, Tatary ha indicado que, a pesar de que la Ley 26/1992 por la que se aprueba el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España, reconoce a las comunidades islámicas "el derecho a la concesión de parcelas reservadas para los enterramientos islámicos en los cementerios municipales, y el derecho a poseer cementerios islámicos propios", algunos ayuntamientos hacen "oídos sordos".

   "Nuestra postura es a favor del enterramiento en España pero las dificultades que tenemos por la falta y la ausencia en muchas partes de un cementerio musulmán obliga a la gente a repatriar los cadáveres, esto es costoso y hace daño de verdad pues, si para los vivos no tenemos dinero, imagínese para los muertos", ha destacado.

   De la Ucide dependen dos asociaciones, una en Mallorca y otra en vías de inscripción, para facilitar información sobre enterramientos musulmanes y repatriaciones. En este sentido, también se ha creado, fuera de la Ucide, una Fundación de Asistencia al Enterramiento Musulmán que ha sido inscrita en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, según ha publicado el BOE este lunes.

   Entre los doce cementerios con los que cuenta la comunidad musulmana en España, Tatary ha destacado el de Bilbao y el de Valencia --parcelas dentro del cementerio del Ayuntamiento-- y el de Griñón (Madrid) y Granada --cementerios musulmanes, que no dependen de otro cementerio--, pero ha declarado que son "insuficientes".

   Tatary ha indicado que están intentando que, donde haya una población musulmana bastante grande, exista un cementerio o parcela para enterramientos musulmanes o que, al menos, se permita trasladar el cuerpo al cementerio más cercano, para lo que, según ha precisado, "existe mucha dificultad" pues "los ayuntamientos no quieren". Para ello, según ha añadido, envían solicitudes a los ayuntamientos, algunas de las cuales llevan hechas desde hace 15 años.

   Sin embargo, según el artículo segundo punto cinco de la Ley 26/1992, también se reconoce el derecho a "trasladar a los cementerios pertenecientes a las comunidades islámicas los cuerpos de los difuntos musulmanes cuyo fallecimiento se produzca en localidad en la que no exista cementerio islámico, con sujeción a lo dispuesto en la legislación de régimen local y de sanidad".

   Ante esta situación y ante la predisposición del director general para las Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Ángel Llorente, de desarrollar los acuerdos de cooperación con las distintas confesiones, Tatary ha manifestado su deseo de que la legislación se plasme en hechos.

   Los entierros musulmanes se caracterizan por hacerse directamente sobre la tierra, sin utilizar nichos ni ataúdes. Tatary ha explicado que, normalmente, se coloca al difunto de lado con la cara en dirección hacia La Meca y ha indicado que es la forma de entierro "mejor para el medio ambiente" al enterrarse el cuerpo en contacto con la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario