martes, 3 de julio de 2012

Llenan de pintadas nazis y frases racistas las fachadas de las mezquitas de La Aljorra


Fuente: La Verdad 28.06.12
Representantes islámicos están preocupados por la situación y reclaman medidas para garantizar la protección de los magrebíes en el pueblo 
Hay alguien dispuesto a no dejar vivir tranquilos a los musulmanes que residen en La Aljorra. Hace quince meses, unos desconocidos mataron un lechón en la puerta de la nueva mezquita de la diputación cartagenera con la intención de profanar un lugar sagrado con la carne de un animal considerado impuro por los seguidores de esa religión. Ahora, esos mismos muros sirven de soporte a pintadas racistas que vuelven a inquietar a la comunidad islámica.
Los mensajes se hicieron ayer de madrugada en la fachada de la actual mezquita y madraza de la calle Camino, así como en la antigua de la calle Gaspar de Portolá, muy cerca del centro cívico y de la Asociación de Vecinos del pueblo.
Lemas como «Stop inmigración» e «Inmigrantes expulsión» comparten espacio con esvásticas, cruces celtas, la doble H y otros símbolos de la ideología nazi.
La Comisión Islámica de España calificó esas pintadas como «torpes y provocadoras» en un comunicado que hizo público para denunciar este ataque xenófobo y que fue firmado también por la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas, la Federación Islámica de la Región de Murcia y la Comunidad Islámica de La Aljorra.
Condena vecinal
Todas esas entidades manifestaron su malestar y preocupación por la posible repercusión negativa que esas pintadas puedan tener en «el buen estado de convivencia que gozamos los ciudadanos de La Aljorra». Además, hicieron un llamamiento a las autoridades a tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos del pueblo.
El vicepresidente de la Asociación de Vecinos, Ángel Benzal, condenó las pintadas y las achacó a personas llegadas de fuera. «En La Aljorra no hay gente así. Habrá quien piense de forma distinta a lo políticamente correcto que se lleva ahora, pero la convivencia es buena. Es muy fácil que pueda venir alguien de fuera a hacerlas», añadió.
La apertura hace año y medio de la segunda mezquita de La Aljorra, junto con una escuela musulmana, fue rechazada por muchos vecinos. Aun así, la convivencia con los extranjeros de origen magrebí es cordial, dicen en el pueblo.
Los cuerpos de seguridad del Estado investigan la autoría de esas pintadas para aclarar si es un hecho aislado o si puede constituir una amenaza real para la población inmigrante en una zona vigilada por la Guardia Civil. En un primer análisis, todo apunta a que se trata de lo primero ya que en la comarca no hay detectadas actividades de grupos violentos de extrema derecha, informaron fuentes oficiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario