miércoles, 4 de mayo de 2011

MANIFESTACIÓN en Madrid por la dignidad y libertad en los países árabes - sábado, 07 de mayo · 18:00 - 20:00

POR LA DIGNIDAD, LA DEMOCRACIA Y LA LIBERTAD EN LOS PAÍSES ÁRABES
Como personas de todas las ideologías, razas, religiones, países y culturas, apoyamos sin distinción las legítimas aspiraciones de dignidad, democracia y libertad de los pueblos marroquí, argelino, sirio, libio, yemení, saharaui, bahreiní, y las de todos aquellos otros pueblos que se levanten en contra de cualquier dictadura, de cualquier tirano, de cualquier forma de opresión del pueblo.
Felicitamos a los pueblos tunecino y egipcio, que han logrado emprender la marcha hacia la libertad, la dignidad y la democracia, cuyo ejemplo nos sirve de inspiración.
Solicitamos al Gobierno español y a la Unión Europea que condene sin paliativos, como hechos constitutivos de crímenes contra la humanidad, las matanzas, humillaciones y violaciones de los derechos humanos que están cometiendo los regímenes dictatoriales de Bachar Al-Assad y de Moamar Al-Gadaffi, a quienes esperamos ver pronto respondiendo de sus crímenes ante los tribunales.
A los parlamentarios, miembros del gobierno y jefes de Estado que aún no han tomado una decisión, queremos que sepan que el tiempo de espera está costando sangre a estos pueblos. A todos ellos nos gustaría preguntarles: ¿cuántos más tienen que morir? ¿A cuántos más van a dejar que maten? ¿Cuántas víctimas tienen que producirse hasta romper relaciones diplomáticas y de amistad con regímenes que ejercen un brutal terrorismo de estado contra sus poblaciones? Silenciar estos crímenes no sería únicamente contrario a los más elementales valores morales, sino que debería ser interpretado como complicidad con estas dictaduras asesinas.
Por tanto, requerimos al gobierno español para que expulse a los embajadores y cuerpos diplomáticos libios y sirios por representar a regímenes ilegítimos que han provocado masacres, combaten con tanques a manifestantes pacíficos y aterrorizan a sus poblaciones.
Exigimos también al gobierno español que reconozca de inmediato al Consejo Nacional de Transición libio, legítimo representante de la gran mayoría del pueblo libio.
Así mismo, en todos los países cuyos ciudadanos no gozan de libertad, exigimos la inmediata renuncia de sus gobiernos y la apertura de una transición pacífica hacia la democracia que garantice la separación de los poderes del estado, la legalización de todos los partidos políticos que no utilicen la violencia, la elaboración de una constitución, la celebración de elecciones libres, y la formación de parlamentos representativos de los pueblos.
Destacamos que, en estos países, sus dirigentes no sólo han ejercido un poder despótico y violento sobre la población, sino que, además, han esquilmado las naciones y expoliado sus bienes. Exigimos que se devuelva todo lo robado y que se permita a sus ciudadanos construir la democracia sobre la base económica de la riqueza robada.
A las familias de los muertos y heridos de quienes luchan por la libertad, queremos hacerles llegar nuestra cercanía, todo nuestro apoyo y nuestra seguridad de que ningún crimen de estado será inútil ni quedará impune.
A los manifestantes, detenidos, periodistas secuestrados y presos políticos, les decimos que no están solos; que el mundo observa con esperanza su lucha, que repercutirá, a su vez, en otras luchas, hasta conseguir la emancipación de todos los pueblos árabes y su victoria final

No hay comentarios:

Publicar un comentario