miércoles, 4 de mayo de 2011

Cuatro temidos hombres para suceder a Bin Laden

El egipcio Al Zawahiri, el libio Al Libi, el americano Al Alwaki y el paquistaní Ilyas Kashmiri se perfilan como posibles líderes de Al Qaida tras la muerte de Osama Bin Laden 

Fuente: abc.es

La muerte de Osama Bin Laden no acabará con Al Qaida, la red terrorista fundada por el millonario saudí, por cuya cabeza Washington ofrecía una recompensa de 25 millones de dólares antes de acabar con su vida este lunes en Pakistán. Eso sí, costará encontrar a un líder tan carismático, sobrado de cash y creíble entre los integristas islámicos. Su sucesor es una incógnita para el Gobierno de EE.UU., según reconocen los expertos antiterroristas.
Bin Laden seguía siendo el símbolo del movimiento que él mismo promovió. Conocido en todo el mundo, venerado en muchos países árabes como alguien que dejó una vida de lujo para luchar contra los soviéticos en Afganistán antes de centrar su odio en Occidente e intentar levantar la sociedad islámica más cerrada y radical del planeta.
"No hay nadie que tenga tanto poder. El nombre de Bin Laden es una marca", señala Philip Mudd, ex agente de la CIA.

- Al Zawahiri, el reemplazo más obvio

Cuatro temidos hombres para suceder a Bin Laden
 
Al Zawahiri
Su sucesor más obvio es Ayman Al Zawahiri, número dos de Al Qaida y líder yihadista en Egipto, cara y voz de varios vídeos desde los ataques del 11-S. Nacido en una rica familia de El Cairo, era una figura clave en la lucha islámica en su país hasta que fue a Afganistán a enfrentarse a los soviéticos. Allí ofreció sus servicios como médico. En los 90 dirigió su atención hacia el Gobierno egipcio, atacándolo junto al de EE.UU.
En 1998, cuando su organización ya se había fusionado con Al Qaida, envió un fax al diario Al-Hayat advirtiendo a los americanos. Tres días después, terroristas suicidas se inmolaron en las embajadas estadounidenses de Kenia y Tanzania, matando a 224 personas.
Desde entonces Al Zawahiri fue el asesor más cercano a Bin Laden, además de su doctor personal. Aun así, los agentes antiterroristas dicen desde Washington que "no es popular entre sus colegas, que lo ven como una figura que divide, alguien de trato difícil que no sabe gestionar", insiste Mudd, que actualmente trabaja como investigador en la New America Foundation.

- Al Alwaki, portavoz de Al Qaida en Arabia

Cuatro temidos hombres para suceder a Bin Laden
 
Al Alwaki
Otra posibilidad es Anwar Al Alwaki, uno de los miembros más temidos de la red terrorista. Nacido en 1971 en Las Cruces (Nuevo México, EE.UU.), vivió a caballo entre Yemen y Estados Unidos antes de asentarse en Oriente Medio. Desde allí se convirtió en el portavoz de Al Qaida en la Península Arábiga.
Se cree que Al Alwaki tuvo un papel clave en el intento de atentado el día de Navidad de 2009, cuando un nigeriano trató de derribar un avión de la compañía Northwest Airlines que volaba a Detroit. También se sospecha que fue él quien animó al soldado Nidal Hasan a matar a 13 militares en la base texana de Fort Hood ese mismo año.
Sin embargo algunos analistas como Paul Cruickshank creen que el hecho de que nunca haya combatido puede convertirse en un problema a la hora de hacerse con el liderazgo de Al Qaida. "Al-Alwaki es un clérigo, un orador, pero no es un guerrero. Y Al Qaida siempre ha buscado a un luchador como líder", apunta Cruickshank.

- Al Libi, el ideólogo

Cuatro temidos hombres para suceder a Bin Laden
 
Al Libi
Abu Yahya Al Libi es uno de los principales ideólogos de la red terrorista. Libio de nacimiento, menos de dos meses antes del asesinato de Bin Laden, Al Libi pidió a través de una grabación a los islamistas de su país que lucharan por los cambios, más allá de derrocar al dictador Gadafi. Este hombre combatió en Afganistán, y se le recuerda por haber escapado de la base aérea de Bagram. También ha sido muy activo en sus discursos grabados, pidiendo resistencia y tratando de reclutar nuevos miembros.

- Kashmiri, veterano militante paquistaní

Cuatro temidos hombres para suceder a Bin Laden
 
Ilyas Kashmiri
Por último, Ilyas Kashmiri, un veterano militante paquistaní que se ha convertido en el cerebro de las operaciones terroristas internacionales. Dirige la Brigada 313, centrada en reclutar a nuevos miembros en Europa y Norteamérica, entrenándolos en lugares de difícil acceso.
Además de la sucesión, Al Qaida debe solucionar problemas de organización, agravados por la intensa campaña que los aliados han puesto en marcha en Afganistán.
En las próximas semanas se esperan amenazas, sí, pero lo que también esperan en la Casa Blanca es que el baile de nombres para elegir al próximo Bin Laden lleve "serios desacuerdos" a la dirección de Al Qaida. Desacuerdos que terminen por minar ideológica, espiritual y operacionalmente a la red terrorista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario