jueves, 7 de abril de 2011

Una organización islámica denuncia la falta de neutralidad del Gobierno

La Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas exige a Justicia que no intervenga en los asuntos musulmanes.

Fuente: La Razón 7 Abril 11 - - E. M.

MADRID- El Gobierno vio ayer cómo se abría un nuevo frente de discusión, en este caso a raíz de la neutralidad del Ejecutivo en materia religiosa. El presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI), Mohamed Hamed Ali, acusó al Gobierno de «faltar a la obligada neutralidad en temas religiosos», tal y como exige el artículo 16 de la Constitución Española. La acusación se produjo durante la reunión de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa, organismo del Ministerio de Justicia, y en la que estuvieron presentes representantes de todas las confesiones religiosas.

El origen de la tensión radica en la reciente creación del Consejo Islámico Español, un nuevo órgano de representación de la comunidad musulmana en nuestro país promovido por la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE), y en el que están integradas casi el 93 por ciento de las entidades islámicas inscritas actualmente en el Ministerio de Justicia, pero no la FEERI.

Injerencia política

De esta forma, según denuncian desde la FEERI, el Ejecutivo, mediante una fundación pública y una subdirección que dependen de Justicia, ha «colaborado, asesorado y financiado» en la creación del nuevo ente, lo que supondría una «injerencia del propio Estado en los asuntos internos de los musulmanes». Asimismo, señalan que desde el nuevo órgano apoyado por el Ministerio de Justicia, se ha «intentado hacer ver a las entidades musulmanas que la no aceptación de entrada en el nuevo órgano, les supondría un riesgo de desamparo ante la administración».

Según la federación islámica, estos hechos constituyen una «constante injerencia de la Administración en el proceso de renovación y reorganización de la representación de los musulmanes de España, que hoy por hoy es competencia exclusiva de la Comisión Islámica de España (CIE)», de la cual se ha escindido, con el objetivo de unirse a la nueva federación, la UCIDE. La creación del nuevo órgano responde a la intención del Gobierno de que exista un único ente de representación de los musulmanes en nuestro país. No obstante, la FEERI considera estos hechos de gravedad y afirma que la actitud del Ejecutivo «puede sentar un precedente negativo para el futuro de las relaciones con las confesiones religiosas en general y con la confesión islámica en particular».

Línea directa con Mohamed VI

La Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI) es una de las asociaciones encargadas de negociar con el Estado las demandas de la comunidad islámica en nuestro país. Su presidente, Mohamed Hamed Ali, es un declarado promarroquí que considera a Ceuta y Melilla como «ciudades ocupadas» por España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario