miércoles, 6 de abril de 2011

Reyes Monforte: «El islam no se hace democrático en 15 días»


Fuente: larazon.es

Con firma propia. Profesión: periodista y escritora.Nació: en 1973, en Madrid. Por qué está aquí: presenta su novela «La infiel» (Temas de Hoy).

–«La infiel»: la historia de una española capturada por el terrorismo islamista. Y todo por enamorarse de un musulmán...

–Sí, y por una trama muy elaborada. Se enamora de un agente terrorista.

–Usted avisa: ojo, que te seducen y luego te convierten en chica-bomba...
–Algo así. La idea me surgió al ver en la televisión la historia de Raquel Burgos, una madrileña que se casó con el cerebro de Al Qaida en Europa. Desapareció: no se sabe si está muerta o es una dirigente de Al Qaida.

–Me imagino que ha hablado con los servicios secretos...
–Sí. Y me decían que no podíamos imaginarnos la cantidad de españolas que caen en esas redes radicales islamistas.

–¿Y por qué caen?
–Cada caso es distinto, pero tiene mucho que ver la seducción amorosa. Los captores están muy bien dotados para el sexo. Al Qaida quiere reconquistar Al Andalus a través del vientre de la mujer. Les dicen a los suyos: tened muchos hijos con españolas.

–Para...
–Para convertir luego a esos hijos en radicales servidores de Alá. Quieren a las mujeres como fábrica de terroristas.

–Desde fuera, todo esto resulta difícil de entender...
–Desde dentro se ve más claro: saben lavar el cerebro, enredar, engañar. Tienen, sobre todo, mucha paciencia.

–¿Un descubrimiento curioso?
–Hay «madames» reclutadoras de mujeres terroristas suicidas. La mayoría actúan por venganza: han visto morir a sus maridos, hermanos, hijos...

–¿Otro descubrimiento?
–Se inmolan en nombre de Alá, aunque en el fondo todo es un negocio. La religión está en la superficie, pero detrás está el dinero, los intereses.

–Parece que las captaciones de occidentales van a más...
–Sí. En el futuro se inmolarán occidentales, sobre todo, mujeres. Pasan más inadvertidas. Al Qaida busca mujeres: disimulan mejor los explosivos y los guardias no las tocan, es algo impuro.

–El mundo musulmán anda revuelto: Túnez, Egipto, Libia...
–Contemplo todo eso con cierto escepticismo. El islam no se hace democrático en quince días.

–«La infiel». ¿A qué le es infiel?
–A todo lo aburrido.

–Y me imagino que no le gustan nada los hombres un poco moros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario