martes, 22 de marzo de 2011

La violencia de género es un tema tabú en la Comisión Islámica

Fuente: WebIslam (22/3/2011)

Laure Rodríguez Quiroga, nacida en París hace 36 años, es una de las principales promotoras del feminismo islámico en España. Miembro del Consejo Ejecutivo del Instituto de Estudios Euromediterráneos de la Universidad Complutense de Madrid, sostiene que la violencia de género se ve como «un tabú» en la Comisión Islámica de España (CIE).

Pregunta. Hay quien sostiene que los términos feminismo e islámico son contradictorios

Laure Rodríguez Quiroga. El islam contiene un mensaje netamente feminista, en el sentido de que busca luchar contra las desigualdades sociales y de género. Hace 15 siglos, garantizó un estatus social, económico y legal de pleno derecho entre mujeres y hombres. Debemos deconstruir las interpretaciones erróneas que se hacen hoy en día del Corán. Yo soy musulmana y, en consecuencia, soy feminista. La esencia islámica es combatir cualquier tipo de discriminación contra la mujer.

¿Quiénes, dentro del mundo musulmán, están respaldando el feminismo islámico?

— En el caso de la Unión de Mujeres Musulmanas de España (UMME), la mayor parte de nuestros proyectos son autofinanciados. Son escasos los apoyos económicos por parte de la administración y no hemos querido recurrir a apoyos de fuera del territorio español, porque puede haber algún tipo de apropiación política y porque consideramos que ya es hora de legitimar el islam como parte integrante de España.

¿Qué opina de la Comisión Islámica de España?

— No todos los musulmanes se sienten identificados con los discursos ideológicos que se promueven desde la CIE, en la que la perspectiva de género tiene una nula prioridad. Que existan mujeres en las federaciones y plataformas, que no en la CIE, no es sinónimo de que se haga desde una posición feminista.

¿Actúa la CIE con tibieza en relación a la violencia de género?

— Por alguna extraña razón, parece ser un tema tabú del que no se habla, como si, al ocultarlo de la luz pública, no se pusiesen en cuestión las desigualdades de género que se viven dentro de las comunidades. Las mujeres somos las principales víctimas de este silencio.

¿Cuáles son las mezquitas donde no se deja acceder a mujeres?

— Suelen estar registradas como organizaciones sociales/culturales y son las conocidas como «mezquitas garaje», de reducido tamaño. La excusa es siempre la misma: la carencia de espacio amplio y ampararse en una interpretación de no considerar obligatoria la asistencia de las mujeres a la mezquita.

¿El uso del velo se está utilizando políticamente?

— Es evidente. Desgraciadamente, se circunscribe el discurso de la mujer musulmana a su manera de vestir, cuando ser mujer musulmana va más allá de un trozo de tela. Una mujer no tiene por qué hacer declaraciones públicas de por qué decide o no ponerse el velo porque forma parte de su intimidad: es como si tuviéramos que explicar cómo son nuestros orgasmos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario