jueves, 17 de septiembre de 2009

Seis marroquíes serán juzgados por no observar el ayuno en Ramadán

Fuente: El País (16/9/2009)

La periodista El Rhazaoui convocó a través de Facebook una concentración en un bosque para comer un bocadillo.
Zineb el Rhazaoui, periodista de 28 años, apenas pudo dar unos pasos en el andén de la estación de ferrocarril de Mohamedia, a una veintena de kilómetros al norte de Casablanca. Decenas de policías, uniformados y de paisano, habían tomado el apeadero.
Dos de ellos la pararon a ella y a sus amigos, les pidieron la documentación, registraron sus mochilas en busca de la prueba del delito -un bocadillo y un refresco- y les ordenaron que se subieran al primer tren que regresase a Casablanca. Ellos también lo cogieron para estar seguros de que se marchaban.
La policía marroquí abortó así, el domingo por la tarde, el primer intento colectivo de romper el ayuno de Ramadán antes de tiempo, es decir antes de que caiga la noche. Lo habían convocado El Rhazaoui y su amiga Ibtissam Lachgar, psicóloga, a través de la red social de Facebook.
A través de Facebook, donde anima el Movimiento alternativo para la defensa de las libertades individuales, El Rhazaoui invitó a concentrarse en la estación a todos aquellos, explica, que "reivindican la abrogación del artículo 222 del código penal que castiga a los musulmanes que no respetan el ayuno" con entre uno y seis meses de cárcel y una multa. Simbólica.
"Nuestra intención era después caminar hasta el bosque de Mohamedia dónde íbamos a comer un bocadillo lejos de la multitud para no caer en la provocación", asegura El Rhazaoui, promotora de la primera iniciativa de esta índole en Marruecos.
Además de sus seguidores -El Rhazaoui no sabe exactamente cuántos fueron- acudieron a la estación policías y, según un testigo, islamistas decididos a agredir a los "pecadores". El objetivo de las fuerzas de seguridad fue doble: impedir la reivindicación antirreligiosa, pero también proteger a los que querían llevarla a cabo.
Aunque no llegaron a probar bocado, seis jóvenes, entre ellos El Rhazaiui, serán juzgados por no observar el ayuno durante el Ramadán, según anunció la agencia de prensa oficial MAP. El Consejo de Oulemas (sabios del Islam) de Mohamedia hizo además público un comunicado en el que denuncia ese "acto odioso que desafía las enseñanzas de Dios y del Profeta".
Pese a que ha recibido, en Facebook e incluso en su móvil, numerosas amenazas, El Rhazaoui no tira la toalla. "Seguiremos luchando por las libertades individuales empezando por la de culto", asegura. "El artículo VI de la Constitución marroquí la garantiza". "Entonces, ¿por qué es obligatorio ayunar?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario