miércoles, 19 de agosto de 2009

El ´talibán´ estaba montando una nueva banda sólo con magrebíes

Fuente: La Opinión (19/8/2009)

Andrés Indalecio Ojeda, más conocido como el 'talibán murciano', estaba montando de nuevo una banda organizada de delincuentes apenas un mes después de escapar de la prisión de Castellón I. Este grupo estaba formado sólo por personas de origen magrebí.

El plan de fuga de Ojeda fue clásico. Primero reunió palos de escobas y fregonas, que rompió en trozos y ató con varias sábanas para crear una rudimentaria escalerilla. Mientras, se dedicó a limar los barrotes de su celda con una lima cuya procedencia todavía se está estudiando, afirmaron fuentes cercanas al centro penitenciario. Cuando los barrotes cedieron, Ojeda y su compañero de celda, Fateh Elagi, se descolgaron por los seis metros que había hasta el suelo y salieron huyendo antes de que la seguridad de la prisión pudiese detenerlos.

Considerado uno de los delincuentes más peligrosos del país, a Ojeda se le conoce como el 'talibán murciano' por sus creencias religiosas extremistas, que llevaron a la Guardia Civil a estudiar sus posibles vínculos con células terroristas del integrismo islámico. Buena prueba de su peligrosidad y radicalidad es la formación de su nueva banda en sólo un mes. Según fuentes cercanas al centro, Ojeda ha manifestado en diversas ocasiones que no se fía de los españoles, lo que explica que haya recurrido sólo a personas de su país natal.

Durante su estancia fuera de la cárcel, Ojeda se ha dedicado a cometer robos por toda la Región de Murcia y por Almería. Según la Guardia Civil, la alta especialización de sus métodos y las medidas de seguridad que adoptaba en sus desplazamientos y ocultación complicó la labor de búsqueda y detención, que se prolongó durante un mes antes de que, este lunes, fuese atrapado en La Hoya tras una espectacular persecución motorizada.

"Una detención de película"

Los testigos de la actuación policial se mostraron sorprendidos de encontrarse con una escena tan rocambolesca. Antonio Ruiz, uno de los transeúntes que pasaban por allí, manifestó que "lo que pude ver es como si se tratase del rodaje en directo de una película de acción, pero de mucha acción". Ruiz se encontraba entrando a La Hoya por la salida 605 cuando "de pronto, vi a un montón de agentes que tenían apresado al conductor de un vehículo y no paraban de gritarle que pusiera las manos atrás y que no se moviera".

La parte delantera del vehículo estaba destrozada, fruto del impacto contra uno de los coches de la Guardia Civil. Al parecer, Ojeda se introdujo en la pedanía lorquina de La Hoya en plena huida, y atravesó toda la localidad antes de ser interceptado. Según los testigos, mostró en todo momento una fuerte resistencia a la autoridad para evitar su detención.

El preso fugado detenido en Lorca pasa mañana a disposición judicial

El pasado 12 de julio, el ahora detenido y otro recluso se subieron al techo de la cárcel castellonense y saltaron a la calle, donde huyeron a toda prisa mientras sonaba la alarma y sin que los funcionarios de la prisión pudiesen hacer nada por retenerles.

El preso fugado de la prisión de Castellón el pasado 12 de julio y detenido el pasado lunes en Lorca pasará a primera hora de mañana a disposición judicial en el Juzgado de Primera Instancia número 4 de esta ciudad murciana, informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia.

Debido a la complejidad de la causa, los numerosos informes que hay que revisar y las comunicaciones que hay que realizar con otros Juzgados por otras causas abiertas al detenido, se espera que la declaración ante el juez de A.I.O.L., de 26 años y natural de Marruecos, aunque con residencia en Murcia, se prolongue durante toda la jornada de mañana, precisaron las mismas fuentes.

El pasado 12 de julio, el ahora detenido y otro recluso se subieron al techo de la cárcel castellonense y saltaron a la calle, donde huyeron a toda prisa mientras sonaba la alarma y sin que los funcionarios de la prisión pudiesen hacer nada por retenerles.

A.I.O.L. cumplía prisión preventiva en esa cárcel desde 2008, después de ser enviado a ella desde la de Murcia, donde había ingresado en 2005.

Está acusado de los delitos de quebrantamiento de condena, tráfico de armas, robo con intimidación y con fuerza en las cosas, falsedad documental, daños y sustracción de vehículo.

En el momento de su detención le fueron intervenidas una pistola Astra calibre 9 milímetros, una escopeta recortada y modificada del calibre 12 y munición para ambas armas, así como diversas herramientas, como patas de cabra, mazas, guantes y pasamontañas utilizados para cometer robos, junto a 2.000 euros en efectivo.

La alta especialización y las medidas de seguridad que adoptaba en sus desplazamientos complicó la labor de búsqueda y detención, aunque el dispositivo de la Guardia Civil permitió finalmente su arresto en Lorca, donde se desplazó desde Almería en un coche robado y con matrícula falsa.

Una pistola, una escopeta y otros útiles para robar

En el momento de su detención, Andrés Indalecio Ojeda estaba en posesión de dos armas de fuego cargadas y listas para disparar: una pistola ASTRA de 9 mm y una escopeta recortada y modificada del calibre 12.

Ojeda fue atrapado en un BMW robado, que fue sustraído en la provincia de Almería, al que había colocado placas de matrícula falsas para evitar ser detectado por los agentes, de las cuales llevaba un juego de repuesto en el maletero.

En el coche, además, llevaba 2.000 euros en efectivo, abundante munición para ambas armas, un teléfono móvil y numerosos instrumentos que presuntamente utilizaba para cometer robos en la Región de Murcia y en Almería. Entre estos objetos se encontraban palancas, cinceles, martillos, patas de cabra para bicicletas, mazas, guantes y pasamontañas.

El objetivo de estos robos con violencia e intimidación era, según fuentes policiales, el de reunir el dinero necesario para asegurar su huida al extranjero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario