sábado, 1 de agosto de 2009

El Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar inicia una campaña de sensibilización con el Pueblo Saharaui

La Concejalía de Participación Ciudadana quiere implicar a las asociaciones del municipio para enviar ayuda humanitaria a los refugiados de Tinduf

Fuente: Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar

El Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar va a iniciar una campaña con asociaciones del municipio con el fin de recoger dinero y alimentos para enviar ayuda humanitaria a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf.

Se trata de que las asociaciones del municipio y los pinatarenses tomen conciencia de la lamentable situación que padecen los saharauis que viven en los campamentos de Argelia y que subsisten gracias a la ayuda humanitaria.

En el acto que se celebró en el Ayuntamiento el pasado jueves 30 de julio en el que estaban los niños del programa “Vacaciones en paz” que pasan el verano en San Pedro, el Delegado del Pueblo Saharaui en Murcia, Saad el Mami, destacó que 9.600 niños viajan a España durante la época estival y que gracias a las familias que los acogen, no tienen que soportar la dureza del clima del desierto.

Asimismo, el Mami señaló que “es importantísimo subrayar el sufrimiento que soporta el pueblo saharaui desde hace 33 años por una injusticia”. El Mami ha dicho que “la situación es crítica en estos momentos” y gracias a las instituciones, ciudadanos y familias acogedoras que apoyan a su pueblo, pueden seguir viviendo. Al parecer, según ha explicado el Mami, la ayuda humanitaria ha descendido en un 43% en los últimos años.

El Delegado del Pueblo Saharui en Murcia afirmó que no pueden esperar que el futuro sea peor de lo que ya han vivido. Igualmente, apuntó que tienen esperanza en el nuevo representante de Naciones Unidas, Christopher Ross, ya que es un experto en la zona y ha sido embajador en varios países árabes. “Hay lugar para la esperanza”, dijo.

En este sentido, el alcalde, José García Ruiz, manifestó que está seguro de que el pueblo saharaui volverá a ser libre, porque “cuando uno tiene razón, consigue lo que quiere”. El primer edil animó al delegado del pueblo saharaui a mantener el ánimo y la esperanza y resaltó “el compromiso y el esfuerzo de solidaridad que el Ayuntamiento ha iniciado con los saharauis, para lograr el avance y el progreso de este magnífico pueblo”. García Ruiz dijo que “es fundamental unir las fuerzas de nuestro municipio para conseguir un bien común, dirigido a sensibilizarnos con esta injusticia”.

En cuanto a la campaña de sensibilización que va a iniciar la Concejalía de Participación Ciudadana, su titular, María José Albaladejo, afirmó que desde hace año y medio se están desarrollando proyectos con el pueblo saharaui, pero que fue sobre el terreno, en la visita que realizó en diciembre a los campamentos, donde comprobó las necesidades prioritarias para la población.

Para Albaladejo se trata de que todo el mundo conozca la problemática del pueblo saharaui y de concienciar sobre la situación, “para que, dentro de nuestras posibilidades, seamos capaces de aportar lo necesario”.

La campaña se centrará, principalmente, en la recogida de alimentos y medicinas, es decir, artículos de canastilla básica y primera necesidad, según la Conejal. Además, se contará con la colaboración de las asociaciones para hacer un primer envío en diciembre.

Por otra parte, Albaladejo explicó que es vital para los saharauis disponer de placas solares para aportar electricidad en colegios y hospitales, fundamentalmente.

También, subrayó que “los campamentos están en Argelia y no en un lugar que coincida, precisamente, con la idea romántica que tenemos del desierto”. “Se asientan en roca dura, en una tierra estéril, donde no se puede cultivar nada, donde apenas existe la ganadería”, añadió.

El presidente de la Asociación “Vacaciones en Paz”, Jesús Molina, lanzó un mensaje a los pinatarenses para que acojan a los niños en verano “porque se hace muy difícil sobrevivir con 50 grados a la sombra y en condiciones extremas”.

El objetivo es, según Molina, que durante dos meses los niños tengan unas condiciones de vida adecuadas a los derechos humanos. Además, aseguró que tanto para las familias de acogida como para los niños, “es una experiencia mutua muy enriquecedora, porque amplían su universo de conocimientos, de sentimientos, de información y de sensaciones”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario