martes, 18 de agosto de 2009

Detienen en Lorca a un preso peligroso que escapó de la cárcel de Castellón

Fuente: La Verdad (18/8/2009)

Andrés Indalecio Ojeda cumplía condena por secuestro y tráfico de drogas. Se convirtió al Islam en prisión y se le vinculó con células integristas.

Llevaba desde el pasado mes de julio vagando por la Región huyendo de los agentes de la Guardia Civil que le pisaban los talones sin que él fuera muy consciente. Ayer por la mañana, en la pedanía lorquina de La Hoya, miembros de la unidad judicial ponían fin a una larga persecución al que ha sido considerado como uno de los presos más peligrosos de los últimos años. Andres Indalecio Ojeda López, de 26 años de edad, se fugó de la cárcel de Castellón el pasado 12 de julio junto con otro preso marroquí con el que había llevado a cabo el secuestro y tortura de un narcotraficante el 13 de agosto del año 2005, delito por el que ambos se encontraban cumpliendo condena.
La detención se produjo cerca de las once de la mañana en las inmediaciones de una zona de huerta de La Hoya. El detenido viajaba en un BMW de color gris, presuntamente robado, que sufrió daños en la luna y el parachoques delantero. Desde allí fue trasladado hasta el cuartel de la Guardia Civil de Lorca, hasta donde también llegó una ambulancia, ya que el preso había intentado autolesionarse y presentaba pequeños arañazos en la espalda. Cerca de las tres de la tarde, el preso era trasladado, entre grandes medidas de seguridad, al hospital comarcal Rafael Méndez, donde se le realizó un reconocimiento médico y radiográfico para descartar que presentaba algún tipo de lesión. A la cinco de la tarde fue trasladado a la Comandancia de la Guardia Civil en Murcia.

Largo currículum
Su currículum delictivo incluye tráfico de drogas, posesión ilícita de armas, atraco, agresiones y el ya mencionado secuestro a un traficante de drogas. Los agentes de la Guardia Civil trabajan ahora sobre la pista del marroquí Fateh Elagi, el otro preso que burló la vigilancia de la cárcel de Castellón.
Durante estos años, Andrés Indalecio Ojeda se convirtió al Islam e incluso llegó a ser referencia para muchos de los recluidos en el centro penitenciario que compartían esta ideología. Presuntamente también se le relacionó con una cédula islamista afincada en Murcia aunque finalmente no pudo comprobarse su presencia activa en la misma. El detenido ya había llevado a cabo varios e intentos de fuga de otras cárceles y algunos de ellos llegaron a fructificar aunque fue detenido horas después. La última tentativa la realizó en la prisión de Sangonera en el año 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario