domingo, 5 de julio de 2009

Antonio García Petite: “17 años después del acuerdo entre el Estado español y la Comisión Islámica, la situación de los musulmanes ha empeorado”




El presidente de la Asociación Española para la Promoción y Defensa de los Derechos de los Musulmanes, Antonio García Petite, participó en unas jornadas organizadas por la Federación Islámica de la Región de Murcia en Granjapark, Cartagena. Abogado de profesión, García Petite habló el sábado 27 de junio ante representantes de 32 comunidades islámicas de la región de Murcia. Ofreció una ponencia titulada: “Marco y Estatuto Jurídico de los imames: perspectivas de cambio ante la futura reforma de la Comisión Islámica en España”.

Petite dijo que “la situación de los imames es compleja y necesita de mejoras. Habría que profesionalizar la figura del imam y dotarlo de dignidad. Además, la formación de imames es algo que hay que abordar sin demora, porque necesitamos que conozcan la realidad del país donde viven, no pueden vivir de espaldas a ella.”

A este respecto, el abogado musulmán opinó que las cosas han empeorado en España porque los acuerdos de 1992 no se han desarrollado y no han ayudado a fomentar la libertad religiosa de los musulmanes residentes en este país, que ya son más de un millón.

García Petite consideró que los acuerdos del 92 supusieron un cambio revolucionario pero su nivel de desarrollo deja mucho que desear.

Fue muy crítico con la Comisión Islámica de España, que a su entender necesita una profunda reforma, si bien es pesimista sobre esta cuestión. “¿Cómo se entiende que la CIE pueda funcionar bien con dos secretarios generales, dos sedes distintas y dos organizaciones que están en permanente lucha por el poder, como son la UCIDE y la FEERI?”, señaló Petite.

“Ya tendríamos que tener un registro de imames y haber conseguido que la de imam fuera una profesión reconocida públicamente”, añadió.

Debate

Despues de la charla de Antonio García Petite, se sucedieron durante dos horas las preguntas y reflexiones de los asistentes. El imam de la mezquita Assalam se quejó de que no puede hacer matrimonios por el rito musulmán, que no puede ser profesor de religión y que no tiene derecho a paro. A todo ello respondió García Petite resaltando la incongruencia de la legislación española sobre esos temas.

Más reflexiones de García Petite:

“ Identificar Islam con inmigración es faltar a la verdad. Reivindico mi condición de musulmán español”

“ Tenemos que definir qué queremos y terminar con la falta de vertebración, de liderazgo que padecemos los musulmanes en España”.

“ Hay que crear comisiones islámicas regionales y a través de ellas ver cuales son las necesidades de cada región. Nunca será igual Murcia, donde hay 100.000 musulmanes, que Castilla León, donde no habrá ni 10.000”.


García Petite fue preguntado por su opinión al respecto de la posible interfencia del gobierno marroquí en los asuntos de los musulmanes residentes en España. El abogado reconoció que fue invitado a la cumbre de Fez, y se alegró de no haber podido ir para así hablar con independencia de ese asunto.

Tambien se le preguntó por qué no es posible que haya una casilla de ayuda al Islam en la declaración de la renta, igual que la hay para la religión católica. El gobierno español no da una razón convincente, según Petite, que en este punto se refirió a la Fundación Pluralismo y Convivencia para decir que sus ayudas económicas a las comunidades islámicas son manifiestamente insuficientes.

Otras preocupaciones salieron en el debate, como la negativa de los ayuntamientos a habilitar espacios para los musulmanes en los cementerios, y a dar licencias de apertura de mezquitas.

Tambien se planteó la necesidad de reformar la CIE y la conveniencia de la tercera vía que representa la Plataforma de Federaciones Islámicas. Petite no se mostró del todo convencido de que la Plataforma sea la solución, más bien piensa que puede ser el aplazamiento del problema, porque hay muchas comunidades islámicas que no pertenecen ni a UCIDE, ni a FEERI ni a la Plataforma.

El seguimiento que las Fuerzas de Seguridad del Estado y el CNI hacen a las mezquitas y sus responsables desde los atentados del 11-S y 11-M fueron otro tema de debate. García Petite dijo que “mientras el estado español no tenga claro el modelo de Islam que quiere, habrá sospechas y miedos hacia los musulmanes”. Aunque algunos presentes se quejaron del seguimiento de que son objeto por parte de agentes de las FSE y el CNI, el abogado consideró entendible su labor siempre y cuando sus actuaciones estén dentro de la normalidad.

A la charla de García Petite en Granjapark siguieron el sábado 27 por la tarde las del doctor en ciencias políticas y del Islam, Rachid Boutarbouch (que el viernes 26 de junio ofreció otra charla en la mezquita Al Manar de Torre Pacheco) y del profesor de sociología Abdelmalek Salhi. El domingo 28 se sumó a las jornadas el imam de la mezquita de Valencia y doctor en ciencias del Islam, Abderrahim Altawil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario