martes, 5 de mayo de 2009

Detenidas ocho personas de una red que estafaba a inmigrantes

Agentes de la Policía Nacional ha detenido a ocho personas, una española y el resto marroquíes

Fuente: murcia.com

Agentes de la Policía Nacional ha detenido a ocho personas, una española y el resto marroquíes, pertenecientes a una red dedicada al favorecimiento de la inmigración ilegal y la estafa, mediante la elaboración y venta de contratos de trabajo fraudulentos, informó hoy este cuerpo.
Las investigaciones se iniciaron en octubre del pasado año a partir de la constatación de una serie de irregularidades en determinados expedientes de tramitación de permisos de residencia y trabajo que apuntaban a la existencia de un grupo organizado que se dedicaba a vender contratos de trabajo fraudulentos a inmigrantes a cambio de importantes cantidades de dinero.
El cabecilla de la red, J.G.J.G., vecino de Alcantarilla, de 44 años, y de nacionalidad española, había puesto en marcha una trama dedicada a captar a ciudadanos extranjeros en situación irregular, con el objeto de ofrecerles falsos contratos de trabajo, que pudieran ser usadas por estos para conseguir los permisos de residencia y trabajo en nuestro país.
J.G.J.G. disponía de una red de colaboradores, formada en su mayor parte por inmigrantes marroquíes, que se encargaban de contactar con otros extranjeros que desearan regularizar su situación administrativa y les ofrecían la elaboración de un contrato de trabajo, a cambio de cantidades de dinero que oscilaban entre los 500 y los 2000 euros.
En ocasiones las ofertas de trabajo elaboradas se utilizaban para traer personas desde sus países de origen, avalados por estas propuestas de contratación.
Para llevar a cabo estos contratos utilizaban los datos de empresas ficticias para la justificación de los contratos de trabajo, pero que en realidad eran simplemente la cobertura de las actividades fraudulentas del grupo, ya que no ejercían actividad alguna y ni siquiera disponían de sedes o instalaciones.
Utilizaban también los servicios de diferentes asesorías que, ajenas a los propósitos de los investigados, se encargaban de tramitar la documentación que estos les confiaban.
La Policía detectó 21 solicitudes de alta en la Seguridad Social presentadas ante la Oficina de Extranjeros y respaldadas por empresas ficticias, sin que los titulares de los contratos de trabajo hayan desarrollado actividad laboral alguna en las empresas, y sin que conozcan la ubicación de las sedes o instalaciones de las mismas.
J.G.J.G. pasó a ofrecer a sus clientes un servicio más completo que incluía la elaboración de la oferta de trabajo y la tramitación administrativa posterior de los permisos correspondientes.
Para otorgar credibilidad a su gestión y como justificante de los trámites realizados, devolvían a los clientes la documentación relativa a las supuestas solicitudes realizadas, en las que se incluían sellos de la Oficina de Extranjeros elaborados de forma fraudulenta por medios fotomecánicos, con la finalidad de simular una tramitación que en ningún caso se produjo.
"Se estima que por este procedimiento se ha llegado a estafar a un importante numero de personas, dada la gran actividad demostrada por el supuesto empresario y las ramificaciones de la trama existentes en localidades como Mazarrón, Alhama de Murcia, Fuente Álamo o Patiño, entre otras", añade la fuente.
A los detenidos se les imputan delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, estafa y falsedad documental y durante el operativo, y todos ellos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Murcia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario